Unicaja

Giorgos Printezis, el adiós de una leyenda que no pudo triunfar en Málaga

Giorgos Printezis, con el título de campeón.

Giorgos Printezis, con el título de campeón.

Olympiacos, una cesión breve al Olympiacos Larissa, selección griega y Unicaja. Es la escueta nómina de equipos en la extensa carrera de Giorgos Printezis, que decidió poner fin este viernes a una exitosa carrera como jugador después de que el club de El Pireo venciera por 3-0 al Panathinaikos de Nemanja Nedovic en la final de la Liga de Grecia. Un brillante colofón a una carrera tremenda que en Málaga sólo dejó gotas en su año y medio en el club. Dos Euroligas, cuatro Ligas de Grecia, dos Copas, una Copa Intercontinental y una medalla de bronce con su país en el Europeo de 2009, nominaciones en los mejores quintetos de su Liga y de la Euroliga, miembro del equipo de la década de la Euroliga 2010/20, más de un centenar de partidos con Grecia...

En su etapa en Málaga jugó 78 partidos, con medias de 8.5 puntos, 3 rebotes y 7.2 de valoración. Fue fichado en 2009, en proceso de reconstrucción tras la marcha casi definitiva del equipo campeón, para ser pieza clave como ala-pívot junto a Carlos Jiménez. Se le firmó un contrato por tres temporadas, con sueldo de estrella. El tiempo demostró, por su carrera, que la apuesta estaba bien tirada. Hubo un momento clave. Tras un gran inicio de temporada, se lastimó el cuello y el hombro en una fea caída en un partido en Sevilla tras realizar un mate. Tras un par de meses fuera, no volvió al mismo nivel y no acabó de congeniar con Aíto García Reneses. Tampoco en su segunda temporada. Ya con Chus Mateo al mando, se llegó a un acuerdo con su rescisión de contrato.

"Tengo buenos recuerdos y malos recuerdos. Aprendí de los malos momentos, pero ahora recuerdo más los buenos. Intento ser positivo. Sabía lo que podía dar en Málaga, pero no pude llegar al tope, me siento mal por no haber ayudado como podía, me duele. Pero todo ocurre por una razón. Por una razón fui, por una razón regresé de Málaga... Todo es un proceso de maduración. En absoluto, nunca me arrepentí de ir. No pude dar lo mejor pero trabajé mucho y mejoré, siempre aprendes. Éramos un buen equipo pero no salieron las cosas. Recuerdo, claro, a la afición, la motivación que te daban. Es una de las mejores de Europa. Me hubiera gustado llegar hasta el final en la Euroliga o en la ACB, lo merecían. Pero las cosas son así", decía en una entrevista con este periódico en 2017, en la última Euroliga que jugó el Unicaja.

Despide, pues, su carrera Giorgos Printezis. Uno de los mejores ala-pívots en los últimos 15 años en el baloncesto europeo, autor de canastas decisivas como la que le dio la Euroliga al Olympiacos en 2012 en el último tiro. Un jugador heterodoxo, con mecánica de tiro particular pero efectiva. Ambidiestro (es zurdo para todo salvo para lanzar tiros libres y triples), era capaz de hacer muchas cosas distintas sobre la pista. Siempre se habló de su salto a la NBA, pero prefirió seguir en el equipo de su corazón salvo esa aventura de dos años en Málaga en la que dejó un grato recuerdo personal aunque no se viera su mejor versión sobre la pista, que se expresaría años después en El Pireo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios