Resultado y crónica del Iberostar Tenerife - Unicaja Baloncesto Una gran victoria y espera Valencia (85-92)

  • Completo partido del equipo de Casimiro, que se asegura el quinto lugar al final de la temporada regular y que se medirá en cuartos de final al cuadro taronja 

Jaime Fernández deja una bandeja muy plástica. Jaime Fernández deja una bandeja muy plástica.

Jaime Fernández deja una bandeja muy plástica. / ACB Photo · Efe

El Unicaja completó en Tenerife su mejor encuentro a domicilio en meses. Y el premio, merecido, fue una victoria (85-92) que significa que el equipo será quinto al final de la temporada regular y se medirá en el play off al Valencia Basket. Un sobresaliente partido del equipo de Luis Casimiro, por calidad y continuidad, con varios hombres a un nivel muy alto. Superó a un equipo que se había atragantado bastante en los dos duelos anteriores. Es una grata noticia ver que el equipo quiere, que se sobrepone a un duelo de dos horas y casi 10 minutos de duración total, en el que el Iberostar, que se jugaba la vida para estar en el play off, puso toda la carne en el asador. Tuvo tino el equipo malagueño y también carácter en un encuentro de altísima exigencia.

Se sostiene en el seno del Unicaja que la temporada no es mala, que está en el lugar que le corresponde por su presupuesto. Lo ha ratificado, ese quinto lugar, con una jornada de antelación. Casimiro le dio una vuelta al librillo, con Jaime de base muchos minutos, también acompañando a Roberts del madrileño o Alberto Díaz para liberarle. Y no le fue mal. Hubo momentos descollantes de un tremendo Milosavljevic a los dos lados de la pista, de un Salin atinadísimo con dos triples capitales. Jaime tuvo instantes centelleantes y Wiltjer estuvo presto para meter tiros de gran calibre.

El resultado fue un triunfo mascado y trabajado, al tiempo que brillante. En la línea que ya se esbozó en Murcia, con tramos muy buenos de juego que no tuvieron continuidad. Sí sucedió en La Laguna. El Unicaja aderezó esta vez el buen trabajo con acierto y lucidez en momentos complicados. Llevó el peso del partido desde el segundo cuarto. Aguantó las primeras embestidas tineferñas. Amenazaban con escaparse (21-15), pero un triple de Suárez y una canasta sobre la bocina de Milosavljevic daban aire (21-20).

Una vez se puso por delante el Unicaja (31-33 tras triple de Wiltjer), ya no soltó las riendas. Un triple de Alberto cerraba un parcial de 0-10 y un triple de Wiltjer a pocos segundos del descanso le dio más margen a la renta (35-43).

Alternaba alguna zona Casimiro para desconcertar al muy táctico equipo de Vidorreta. Ayudaba al Unicaja un tremendo acierto en el triple (55% al final), pero conseguido tras buenas circulaciones. Tuvo el equipo malagueño paciencia para elegir, con varias canastas en los tres últimos segundos de posesión. Enfrente, un Bassas que ya hizo muchísimo daño en el partido de Copa y un Colton Iverson que también había hecho mucho daño en los duelos anteriores, no lo ponían nada sencillo (56-60 al final del tercer cuarto).

El último cuarto fue eterno, se acercó a los 40 minutos de duración. El Iberostar redujo hasta los dos puntos, pero el Unicaja negó la posibilidad de que el rival volteara. Los únicos momentos lúcidos en el partido de un Waczynski sin confianza ninguna daba oxígeno. Emergió Salin con el primero de tres triples hirientes (60-70). El Tenerife volvió (70-74), pero no tuvo el acierto en los tiros libres para terminar de apurar. Con Jaime leyendo bien (ocho asistencias), una dificilísima canasta con la izquierda al límite de la posesión propulsaba al Unicaja. El Iberostar metió el partido en el carrusel de los tiros libres, volvió a colocarse a cinco puntos después de haber liderado por 11. Pero el equipo de Casimiro no estaba para bromas. Quiso mucho ganar. Y lo consiguió.

Consulte las estadísticas del partido

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios