Unicaja

Israel, la Eurocup y las multas cuantiosas

  • La Euroliga obliga a tener sedes alternativas y el Unicaja debe viajar allí en pleno confinamiento decretado durante tres semanas 

  • El borrador del protocolo recoge sanciones muy altas por no presentarse

Alberto Díaz bota el balón. Alberto Díaz bota el balón.

Alberto Díaz bota el balón. / Unicaja B. Fotopress / M. Pozo

El Unicaja debería jugar el próximo martes 6 de octubre en la pista del Maccabi Rishon LeZion, allá al sur de Tel Aviv, en la segunda jornada de la Eurocup. Eso sería en un mundo ideal sin coronavirus, pero el estado de Israel ha anunciado que desde este viernes, coincidiendo con el Año Nuevo judío, se inicia un periodo de tres semanas de confinamiento por un pico de contagio del Covid. Esas fechas cubrirían ese partido puesto que llegaría hasta el 9 de octubre.

¿Qué dice la Euroliga? El pasado jueves, se celebró una reunión telemática entre los clubes con licencia. El ente presidido por Jordi Bertomeu expuso la situación y sus ideas para seguir con la competición a toda costa. La Eurocup apenas sale en las Asambleas de la competición, pero obviamente se ve afectada. Por la tarde, mandó un borrador con su plan para sacar adelante la temporada, también a los clubes de Eurocup, con objeto de que mostraran sus dudas o inquietudes. Hay mar de fondo con los clubes de Euroliga y sorprendió bastante a los clubes de Eurocup. Se incluía en el citado borrador multas cuantiosas, de hasta 300.000 euros, en el caso de que un equipo no se presentase, por más que fuera por motivos de salud pública. Y se obligaba a todos a tener sedes alternativas en otro país o región sin restricciones en el caso de que no se permitiera viajar. No obstante, hay dudas difíciles de resolver y supuestos rocambolescos que sólo la práctica ofrecerán.

Como informó Sur, el Unicaja ha hecho prospecciones para valorar escenarios alternativos y una idea era Gibraltar, que cuenta con un pabellón homologado por FIBA y que tiene un aeropuerto internacional donde se puede volar, de momento, sin restricciones. Esa consulta realizada por el club también puede extenderse a Portugal, Francia o Andorra. En cualquier caso, la operativa logística es costosa, tener un pista en otro país. Y, por ejemplo en la Eurocup, no hay clubes con el músculo financiero para asumirlo. No se veía lógico que las multas fueran igual en Euroliga que en la Eurocup, siendo los ingresos de los clubes radicalmente superiores en la primera competición.

El escenario en la Eurocup, la competición más importante estratégicamente para el Unicaja, está montado con castillos en el aire ahora mismo. La posibilidad de hacer burbujas en algún país existe, pero habría que negociar con las ligas nacionales, justo cuando estas empiezan. No obstante, no hay una comunicación concreta al respecto para los clubes de Eurocup. Volviendo al caso de Israel, por ejemplo, el Maccabi Tel Aviv recibe este miércoles al Dinamo Brest bielorruso en la ronda previa de la UEFAEuropa League. Una vez entre en vigor el confinamiento habrá que ver cuál es la reacción de las autoridades israelíes para las competiciones deportivas. Un rompecabezas de complicada solución ahora mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios