Unicaja

El Martín Carpena como bálsamo

  • Más de cinco meses después, el Unicaja retorna al pabellón malacitanoBrizuela: “Me gusta mucho este pabellón, lo echaba de menos”

El cuerpo técnico y la plantilla del Unicaja en su retorno al Martín Carpena. El cuerpo técnico y la plantilla del Unicaja en su retorno al Martín Carpena.

El cuerpo técnico y la plantilla del Unicaja en su retorno al Martín Carpena. / unicaja b. photopress

Llegó el día. El Unicaja, con la única ausencia de Gerun, retornó al pabellón José María Martín Carpena y el simple hecho de entrenarse en él le dio un tono de tranquilidad a los primeros resoplidos de la temporada. Luis Casimiro pudo trabajar con el grueso de su plantilla, con la novedad de Tim Abromaitis incluido, y, aún con los protocolos anti Covid-19 de por medio, el Martín Carena sirvió como un pequeño bálsamo después de una semana de vueltas, análisis y pruebas físicas.“Y más para mí, que desde que llegué entrenamos aquí, casi nunca había estado en Los Guindos. Me gusta mucho este pabellón y lo echaba de menos. Es agradable volver al vestuario de siempre”, confirmaba el vasco Darío Brizuela sobre la cuestión. El tono un poco más calmado en su acelerado ritmo de habla, daba la medida de la sensación tranquilizadora de algo tan pequeño como estar en el lugar de trabajo que más acostumbra.

Pero no es lo único nuevo para Brizuela que le genera sensaciones positivas de cara al arranque del Unicaja 2020-21: “Hago un montón de coñas de todo tipo, es muy agradable estar aquí, volver a un equipo en el prácticamente seguimos más de la mitad de los jugadores. Es la primera vez que tengo eso. Es agradable volver con la gente, ponerte al día con ellos porque seguro que han pasado muchas cosas”.LA continuidad de la mayoría del grupo no es algo habitual en la ACB y aunque hombres como Tuopane o Elegar ya no están en la disciplina verde, el resto excepto Abromaitis sí que han trabajado juntos y han vivido la crisis del coronavirus y la fase final de Valencia como equipo. Momentos de mucha convivencia y unión para el vestuario.

“Es raro porque estás acostumbrado a llegar el día de antes de entrenar y estás preparado para eso. Esta vez ha sido diferente: llegas, tienes que hacerte el test, el día siguiente el reconocimiento médico, tienes que estar en casa todas esas tardes y evitar el contacto con la gente porque el test pierde valor. Ha sido raro, pero ya ha llegado el primer día y a ver si encadenamos muchas semanas sin ningún tipo de percance”, expresó Brizuela sobre el retorno y añadió qué ha hecho en sus vacaciones: “He estado en San Sebastián, en una situación atípica, por supuesto, pero he podido estar con la familia y los amigos, no de una manera tradicional, teniendo cuidado. Pero al menos he podido estar con ellos. Tenían un montón de ganas de venir a Málaga. Echaba mucho de menos estar aquí, sobre todo aquí en el Carpena”.

El vasco completará su primera campaña entera en la disciplina del Unicaja después de ser firmado ya comenzado el pasado curso desde el Estudiantes. Ahora, la plantilla tratará de evitar las típicas lesiones de retorno a la exigencia diaria y cuenta con un mes de plazo para el arranque de la competición. En medio, una serie de amistosos a los que han de llegar con buen tono físico: “La pretemporada es lo que menos nos gusta, pero es lo más importante y sienta las bases de la temporada. He entrenado en San Sebastián, no he parado en estos días. Hay que ir poco a poco, sin intención de hacerlo todo bien ya y tenemos la intención de llegar lo mejor posible a los partidos de pretemporada y para eso tienes que trabajar bien desde ya”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios