Unicaja

Nacho Rodríguez: "El Unicaja necesita una planificación estratégica"

  • El malagueño habla sobre la situación del club cajista, su etapa en el Barcelona y reflexiona sobre otros temas de actualidad

Nacho Rodríguez, en el encuentro celebrado en Cártama.

Nacho Rodríguez, en el encuentro celebrado en Cártama. / Raúl Romero

Nacho Rodríguez pasa sus vacaciones con la familia en Málaga. Meses después de que el Barcelona prescindiera de sus servicios con el cambio de presidencia, estuvo junto a Antonio Carlos Ortega, que será entrenador del Barcelona de balonmano, en un encuentro organizado en Cártama por la Asociación de Periodistas Deportivos de Málaga (APDM). El que fuera base del Unicaja, Barcelona, Alicante, Menorca y Valladolid, además de la selección española habló de distintos temas, desde los cambios en el club malagueño hasta su experiencia en el Barcelona pasando por su formación o sus inicios en Maristas.

"Estoy un poco desconectado desde que salí del Barcelona. Primero del mundo Barça, que es bastante intenso", respondía cuando se le preguntaba a Nacho por la situación del Unicaja, inmerso en un proceso de cambio, aunque de estos años viviendo desde dentro en el baloncesto tenía una opinión formada: "Desde fuera creo que el principal problema que ha tenido el Unicaja estos años es que las expectativas que se han generado han estado muy por encima de la realidad del club. Veías cada año tanto en el entorno como en gente interna unas expectativas de títulos, de llegar a finales o jugar la Euroliga que a lo mejor la realidad del club no se ajustaba. Ha sido uno de los problemas que ha tenido el Unicaja. Jugadores con muchísima experiencia y contrastados, también entrenadores, no han podido dar su mejor versión. Yo creo que hay que poner los pies en el suelo, ver la realidad de la Liga ACB, de las competiciones europeas y crear un nuevo escenario. Necesita una planificación estratégica de lo que se quiere en los próximos años".

"No se puede pensar que en un año que se va a ganar la BCL, que ojalá, y se va jugar la final de la Copa del Rey y se va a estar arriba en los play off", opina Nacho Rodríguez sobre la situación del club en el que lanzó su carrera como jugador hasta alcanzar la internacionalidad: "Hay que ser realistas. No sólo a nivel de presupuesto. Me sorprende mucho que el debate en Málaga sea la Fundación, el patrocinio, que si han dejado de poner... Todos los que hemos vivido en Málaga, todos los que hemos estado ligados al Unicaja, todas esas familias que se han dedicado al mundo del deporte gracias, y yo lo puedo decir que he trabajado en la Junta de Andalucía y en el Barcelona buscando recursos, a la presencia uno de los mejores patrocinadores de los últimos 30-40 años, de baloncesto sin duda y creo que costaría encontrar algo igual en otros deportes también... Que porque se haya bajado el patrocinio, cosa lógica en estos momentos, se haya creado un gravísimo problema no lo entiendo. Debemos estar orgullosos por que Unicaja siga apoyando al baloncesto. Me sorprende negativamente que el debate sea que si 100.000 o 75.000, si la Fundación o el Banco. Me parece un debate superficial. Lo que ha hecho el Unicaja y lo que va a seguir haciendo hay que ponerlo en valor".

"Antonio es un gestor del mundo del deporte", decía Nacho Rodríguez cuando se le cuestionaba por el nombramiento de Antonio Jesús López Nieto como presidente de la entidad cajista: "Ha trabajado muchos años en la Diputación y el Ayuntamiento y ha gestionado deporte. Una persona que lleva tantos años ligados al mundo del deporte es de agradecer. Creo que lo va a hacer muy bien, tiene muchos conocimientos y experiencia. Va a traer nuevas ideas y lo va a hacer muy bien. Es aire nuevo y me sorprende que se diga que si ha sido árbitro de fútbol... Desde que se retiró hace ya casi 20 años ha estado ligado al mundo del deporte. Es una persona con mucho conocimiento y experiencia y, ojo, es de Málaga. Conoce el entorno, sabe perfectamente lo que significa el Unicaja, era socio de Caja de Ronda. Conoce a empresarios, políticos... Por lo tanto, se sabrá mover bien, tiene eso ganado".

Acerca de la situación del club del que se marchó, el Barcelona, Rodríguez señalaba que "no estoy en Barcelona desde finales de abril. Evidentemente no se prepara la temporada siguiente en un mes. Sabíamos que íbamos a haber problemas económicos, pero creo que, mirando a la sección de baloncesto, hay una base, un núcleo de jugadores, para al menos un par de años, hay 8-9 jugadores con contrato de primerísimo nivel. Aparte, han fichado a Sanli, Jokubaitis y Laprovittola, pero la base importante está. El fútbol no va a tener público el Gamper, por ejemplo, y eso aminora ingresos. Es una situación delicada. Tanto el balonmano y el baloncesto tendrán grandes equipos. Lo que he dejado es un equipo muy reconocido, con un entrenador que todo el mundo quería, que lo fichamos el año pasado y que le quedan dos años más. Y con jugadores como Mirotic, Higgins, Calathes, Abrines... Con una base muy importante, en la que cada año habrá que cambiar alguna pieza pero que será competitivo, seguro".

Cuestionado por si había algún consejo para Ortega, Nacho afirmaba que "el Barça ha cambiado mucho en dos meses. Carlos conoce el entorno, la presión, ya lo vivió como jugador en un momento de muchísimo éxito. Yo iba a verlo en muchos partidos y entrenamientos. Las finales de Champions en el Palau estaba en la grada. Sabe la presión y el entorno que hay. Está perfectamente capacitado y preparado. Ha estado en la liga alemana, es más o menos la NBA del baloncesto, los mejores clubes y los mejores jugadores. Ha triunfado allí y está perfectamente capacitado".

Habló también de otros temas el que fuera gran jugador malagueño

Futuro

"Ahora mismo estoy en un momento de desconexión en Málaga. Lo del Barça, igual que trabajar en la Junta, no fue buscado. Estuve siete años en la Junta, de buenas a primeras me llamaron de Barcelona y fue un regalo y un privilegio trabajar cuatro años allí. No soy de pensar que qué voy a encontrar a ese nivel. Tengo alguna cosa que me han llamado, a partir de septiembre veré y tomaré la decisión que sea. Quiero trabajar a nivel de gestión deportiva, si puede ser en el baloncesto, que es mi mundo".

Inicios

"Empecé en San Estanislao, en El Palo. De pequeño he vivido mucho el deporte y allí jugué balonmano, voleibol, fútbol... Con 15-16 años empecé a destacar en baloncesto y había dos clubes en Málaga entonces, Maristas y Caja de Ronda. Me llamaron para jugar en su club. Prefiero ir a Maristas porque mi hermano [Juanma] volvió allí. Aunque estudiaba en San Estanislao iba todas las tardes a Maristas, iba a Campeonatos de Andalucía y España. Fue una buena elección, en junior debuté con Javier Imbroda y Pedro Ramírez y ya me abrió el camino al baloncesto profesional". 

Deportes escolar

"De un tiempo para acá se ha perdido un poco que un colegio pueda jugar a nivel federado, ir a un Campeonato de España. Se ha perdido la actividad extraescolar, los clubes lo acaparan todo. Echo de menos un poco, ahora con mis hijos, que en un fin de semana esté abierto un colegio, como pasaba en San Estanislao, todo el fin de semana viendo partidos de todos los partidos. Es verdad que los colegios tienen otras prioridades. Esa ambiente del viernes por la tarde".

Maristas

"Yo llegué cuando se jugaba en Carranque. Yo vi el ascenso a ACB en el colegio Maristas y era otra historia, imposible. Impensable ver ahora así algo en ACB o Asobal. En Carranque ya era nivel profesional. Fue un grandísimo mérito de las directivas de Maristas. En nuestro caso con los Smith, que venían de Irlanda, un grupo de casa logramos competir con los mejores".

Gente de la casa

"Mis experiencias a nivel de jugador o como ahora de manager han ido en esa línea. En Maristas era un equipo de Primera B, con muchos malagueños que subieron. El año del subcampeonato del 95 en el Unicaja éramos los de la cantera más Alfonso Reyes, Manel Bosch y los tres extranjeros. Cuando en 2017 me nombraron general manager del Barcelona me senté con el presidente y le presenté un plan subrayado que había que tener un núcleo de jugadores nacionales, que entendieran lo que es el Barça, la presión de jugar allí, jugar la ACB en partidos que parecen fáciles... Que arrastran a los compañeros y que sepan, por ejemplo, lo que significa perder varios partidos en el Barça. También pasaba aquí en el Unicaja cuando ya empezábamos a estar arriba, había que hacer ver qué era importante. Es fundamental en un mundo tan globalizado y con tanto extranjero tener gente que sepa perfectamente dónde está y que lo transmita".

Presión en Barcelona

"Yo a Barcelona venía de Málaga. En el año 97 o 98 meternos en play off era lo máximo. En los primeros entrenamientos de tiro allí, de 10 tiros metían 11. Yo a lo mejor metía 7 u 8. A base de trabajo estuve seis temporadas allí. Me gané el derecho de seguir allí. El nivel de exigencia es muy elevado. Pierdes dos partidos y el entorno te aprieta. Si te quedas solo en la línea de tres tienes que meterla, si no hay murmullos. En Málaga era un jugador más anotador, más importante. Allí fui segundo base, más defensivo, tuve que hacer ese rol. No es fácil. Ahora que lo vi desde los despachos también, se cuentan los títulos que no ganas. Este año se ha ganado la Liga y la Copa, pero el asunto es que no se ha ganado la Euroliga. Con el nivel que hay, esa es la presión, en los despachos y como jugador. La gente quiere ganar todos los partidos y títulos y hay que saber adaptarse".

Psicólogos

"Nunca he tenido psicólogo en el equipo, pero otros entrenadores sí creían oportunos en reuniones semanales o mensuales que los jugadores hablaran con él. Tuvimos el caso de Álex Abrines, que tuvo problemas de depresión en la NBA y estuvo unos meses sin jugar. Por suerte está muy recuperado, ahí o vemos en Tokio ahora. Es un problema que existe el mental. Y el hecho de estar en un gran club, que es un transatlántico, una empresa... El Barcelona personal fijo tiene entre 500 y 600 más contratos temporales de  entrenadores, jugadores... Son 900 o 1000, es casi una multinacional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios