Unicaja

Nedovic entona el "hasta luego"

  • El serbio deja clara su marcha visiblemente emocionado: "Es momento para mí de ir a por algo más, a por una nueva etapa"

  • "Málaga nos ha tratado muy bien, me ha cambiado la vida", asegura

Un aficionado abraza a Nedovic, visiblemente emocionado Un aficionado abraza a Nedovic, visiblemente emocionado

Un aficionado abraza a Nedovic, visiblemente emocionado / ACB Photo

La derrota con Baskonia puso el punto final a la temporada y a una era en el Unicaja. La de Nemanja Nedovic, por no ir más lejos. El serbio se retiró de la cancha entre aplausos y terminó llorando junto a su familia en lo que era su despedida del Martín Carpena. Su marcha era un secreto a voces, pero se encargó de confirmarla con un discurso emocionado entre sollozos.

"Pasado mañana me sentaré con Misko (Raznatovic), también con la gente del club, pero honestamente creo que es un momento para mí de ir a por algo más, a por una nueva etapa. No sé dónde, pero si me voy es para volver seguro. Esto es un hasta luego", dijo en zona mixta Nedovic, que explicaba su emoción al final del encuentro con alguna que otra dificultad para articular sus palabras: "He visto a mi madre a punto de llorar, a Mina llorando y es difícil ver a tu familia llorar. Málaga nos ha tratado muy bien, me ha cambiado la vida. Llegué aquí como un niño que no tuvo el baloncesto en el primer puesto después de una mala experiencia en la NBA y un mal año en Valencia y aquí la gente me recibió increíble. Joan (Plaza) me quiso cuando nadie me quería, cuando estaba a punto de volver al Estrella Roja y todos me ayudaron a mejorar fuera y dentro de la cancha. He disfrutado mucho estos tres años aquí, es un sitio que va a tener un sitio en mi corazón siempre".

Insistía Nedo en ese buen trato que agradece de la ciudad y el cajismo. No se cierra puertas: "Si me voy vuelvo seguro. Es un sitio perfecto y como he dicho la gente aquí me ha tratado como nadie, como nunca me he sentido en mi vida. Me he sentido en casa y es difícil decir un adiós, así que voy a decir un hasta luego y espero que la gente disfrute del baloncesto y el Unicaja en el futuro".

Sobre el estrepitoso final de camino, no puso paños calientes el serbio. Habló de la calidad del Baskonia, del mal momento del Unicaja y pidió disculpad a la afición por la manera de acabar: "No me imaginaba así el final de temporada, creo que nadie, especialmente porque en mis primeros dos años siempre jugamos bien al final y luchamos en el play off. Este ha sido diferente, tenemos que reconocer que Baskonia es un equipo muy, muy fuerte. Si no llegan a jugar con Fenerbahçe habrían estado en la Final Four y han llegado en el peor momento para nosotros. Jugamos mal el último mes, fue tarde para cambiar cosas. Una pena, me duele mucho porque me lo imaginaba diferente, más bonito, pero es la vida. Tenemos que seguir, mañana será otro día. Sé que mucha gente está triste, decepcionada, pero lo hemos intentado, dimos todo. No fue una temporada fácil con un formato con dos o tres partidos a la semana y es algo que te cansa mentalmente, incluso más que físicamente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios