Resultado y crónica del Unicaja - Real Madrid La doble A ilusiona (69-76)

  • El Unicaja cae ante el Real Madrid con chispazos de calidad alta de Avramovic y de una explosividad salvaje de de Adams

  • El talón de Aquiles de los triples (2/27), una sombra

Avramovic se dispone a botar el balón. Avramovic se dispone a botar el balón.

Avramovic se dispone a botar el balón. / Unicaja B. Fotopress

El Trofeo Costa del Sol se cerró hasta 2020 con las conclusiones lógicas de que el Unicaja está aún muy verde (sin caer en el chiste fácil). Cayó ante el Real Madrid (69-76), idéntico marcador que ante el Zenit, dos equipos de Euroliga. En pañales tácticamente, con previsibles problemas para anotar desde fuera, ilusionó en Nerja a través de la doble A, Avramovic y Adams. Serbio y norteamericano desplegaron chispazos, más regularmente el serbio, de calidad y de explosividad. Avramovic dejó trazas de ser la versión zurda de Jaime, con un catálogo técnico de finalizaciones y entradas muy refinadas con el pero del triple (0/7). Adams tiene una potencia salvaje de piernas, poco vista en un jugador de su estatura. También metió una batería de tiros exteriores, aunque hay que verle en un contexto competitivo cómo es su selección y toma de decisiones.

Es tiempo de probaturas y, de salida, Casimiro sacó un quinteto muy local. Tres jugadores formados en Los Guindos (Alberto Díaz, Rubén Guerrero y Pablo Sánchez), Carlos Suárez y Aleksa Avramovic. El serbio ya mostró ese fondo de armario interesante de entradas a canasta, una bomba marcando los pasos justo para evitar a Tavares, otra al estilo Jaime sin coger el balón y acompañándolo para ganar tiempo y un mate con el caboverdiano en la foto. Dejó evidencias de que tiene talento porque puede anotar de maneras muy distintas. Tomó ventaja (10-5) el Unicaja a lomos del serbio, pero rápidamente Carroll, parece que no pasa el tiempo por él, martilleó el aro cajista y el Madrid cogió los mandos del partido.

La acumulación de talento que ha juntado el Real Madrid en su cantera (con una inversión muy alta) da sus frutos en jugadores preparados ya para dar el salto. Por ejemplo, los dos recientes campeones de Europa sub 16, Usman Garuba y Juan Núñez. No desentonan en un equipo de élite europea, como Nakic y Tisma. De hecho, Garuba y Nakic jugarán ya en el primer equipo blanco. No lo hicieron mal los cajistas, pero es un nivel superior el de los cachorros blancos.

Se retrataban los problemas que puede tener el Unicaja en estático. Tiene numerosos jugadores que pueden meter triples, pero pocos tiradores regulares. Será un problema recurrente durante la temporada y es ahí donde se debe construir desde el banquillo para encontrar las situaciones más favorables para abrir defensas. El 0/13 (2/27 al final) en lanzamientos desde detrás de la línea al descanso era un síntoma claro. El Madrid, mientras, seguía a su velocidad de crucero. Es un equipo con unas estructuras ya formadas. Cambia Mickey por Ayón, con características distintas pero de alto nivel también.

Dominaba al descanso el Madrid (28-43) con claridad. Obviamente, es pretemporada y el momento de hacer pruebas, el resultado iba por detrás. Rubén Guerrero y Gerun coincidieron unos minutos juntos. El marbellí ha tenido pruebas estos días con Tavares y Iverson y debe salir reforzado a nivel confianza. Pudo jugar un pick and roll ante Tavares con Alberto y le metió la canasta con la izquierda. También le quitó algún rebote al gigante. Hay que verle con más regularidad ahí, pero puede echar una mano desde ya. Tiene movimientos interesantes el ucraniano cerca del aro y es capaz de jugar la continuación también. Ante la falta de acierto en el triple, había que buscar dentro, aunque fuera con la vía del rebote de ataque.

Con 35-50, llegó el mejor momento del partido para el Unicaja. Entró en combustión Adams, primero con un triple. Y después animó a todos acometiendo dos intentos de mate suicidas ante Tavares que se saldaron con faltas, uno de ellos a punto de entrar. Es evidente que dejará jugadas para el recuerdo en el Carpena, pero falta constatar si tiene la regularidad y el baloncesto para tener las llaves de un equipo. El Unicaja pudo correr durante dos-tres minutos y resultó devastador, con Avramovic y Adams desatados para meter un parcial de 0-10. Correr es la aspiración de casi cualquier equipo en el baloncesto moderno, pero no es sencillo de ejecutar cuando los rivales saben que ahí está el gran peligro. Con el arsenal físico que aún hay en China se podrá trabajar en esa línea, pero habrá que buscar alternativas.

El Madrid recobró el mando y dominó con autoridad. Quedó tiempo para ver que Alberto sigue en forma para cazar rivales y forzarles faltas de ataque. Para un alley hoop entre Avramovic y Adams que levantó al público y para pensar que se pueden hacer cosas muy interesantes si se logran engrasar las piezas. La siguiente prueba será en Getafe, ante Herbalife y Estudiantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios