Monbus Obradoiro - Unicaja Baloncesto

Kostas Vasileiadis, como el buen vino

  • El ex cajista, cerca de cumplir 35 años, completa su mejor temporada en la ACB, con 14.9 puntos por encuentro con un gran 44% en triples

Kostas Vasileiadis gesticula durante un partido. Kostas Vasileiadis gesticula durante un partido.

Kostas Vasileiadis gesticula durante un partido. / ACB Photo

Kostas Vasileaidis (Kilkis, 1984) disfruta del baloncesto en Santiago. Es su hábitat la ACB, donde ha desarrollado el grueso de su carrera. Es la décima temporada en la que juega algún partido en la competición española. Pronto, en marzo, cumplirá 35 años, pero no se diría viéndole en acción. Sí permanece intacta la pasión de aquel chaval de 21 años que apareció por Málaga un verano, como una gran apuesta de futuro tras ser subcampeón del mundo sub 22 como estrella de Grecia, para pasar pruebas físicas antes de reforzar al equipo para los play off del mítico título de 2006.

Está fino físicamente Kostas, que ya jugó a notable nivel en Tenerife la pasada campaña y que, tras cotejar opciones de mercado y la marcha de Katsikaris, seguramente el entrenador con el que mejor baloncesto jugó como profesional, de Tenerife para ser ayudante en Utah Jazz después de rechazar la oferta del Unicaja optó por su tercera etapa en Santiago. Jugó una temporada (2009/10) a las órdenes de Curro Segura allí, un año extraño en el que dependía para meterse en la Copa del Rey en la jornada del corte copero y acabó descendiendo. También llegó como temporero en el tramo final de la campaña 2015/16 para dar un impulso a la salvación. Y ahora regresó Vasileiadis a Santiago, donde nació Aggelos, su segundo hijo tras Giannis, que ya empieza a jugar al baloncesto.

Está lanzando el griego, que dobla su siete clásico en la camiseta (77) que llevaba desde idolatraba a Bane Prelevic cuando era niño y ya jugaba en el PAOK de Salónica, como nunca en su carrera desde la línea de tres. Un 44% tirando ocho veces por encuentro, el que más de la ACB, y metiendo 3.5; el siguiente encesta 2.7.

Además, sólo Laprovittola mete más tiros libres que él (55/60), con un tremendo 91.6%. Apenas ha lanzado 22 veces de dos, metiendo cinco. Le dolió especialmente la que no metió el pasado fin de semana en Fuenlabrada y que le hubiera dado el partido a su equipo. El resultado son 14.9 puntos por partido, además de 1.9 rebotes y 1.7 asistencias en 24 minutos en pista para 12.9 de valoración. Su mejor temporada en España fue la 2012/13, su última de las tres en Bilbao, antes de marcharse al Efes y después venir al Unicaja, en la que firmó 13.9 puntos y 14.2 de valoración.

Al día de la actualidad del Unicaja, mantiene contacto con amigos que dejó en Málaga. Esta semana hablaba en un acto tras recibir un premio como mejor jugado de diciembre del equipo gallego y piropeaba el nivel del Unicaja. “Es un equipo muy bueno, de Eurocup. Tiene mucha calidad y muy buenos jugadores. Pero jugamos en casa, tenemos un equipo que está peleando siempre y tendremos a nuestra afición apoyándonos y arropándonos de forma incondicional. Debemos estar muy preparados, estar muy fuertes en defensa y en ataque hacer nuestro juego tranquilos”, decía Vasileaidis, que ha completado buenas actuaciones con frecuencia cuando se ha enfrentado al Unicaja.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios