Unicaja

Yannick Nzosa, el titular más joven de la historia

  • Con 17 años, dos meses y 16 días fue el jugador más joven en iniciar un partido con el Unicaja, superando a Domas Sabonis

Yannick Nzosa, marcado por Tobey y Kalinic. Yannick Nzosa, marcado por Tobey y Kalinic.

Yannick Nzosa, marcado por Tobey y Kalinic. / Marilú Báez

Con 17 años, dos meses y 16 días, Yannick Nzosa se convirtió en el jugador más joven de la historia del Unicaja en comenzar un partido como titular, en el duelo ante el Valencia Básket. El congoleño ya fue el segundo más joven en debutar oficialmente, 16 años 10 meses 12 días, tras Pablo Sánchez (poco después le quitaría el puesto Rafa Santos), en aquel estreno espectacular en Andorra. Supera, de esta manera, a Domas Sabonis, que en 2013 partió como titular por primera vez con 17 años, ocho meses y cinco días, cuando Joan Plaza le colocó de salida en el Palau Blaugrana, en una trabajada victoria cajista.

Siete años después, Sabonis es All Star de la NBA y el jugador más importante de una franquicia histórica como Indiana. La proyección de Nzosa invita a pensar en un salto a la mejor liga del mundo a no mucho tardar, 2022 es el primer año en el que podría presentarse al draft. Es un jugador de características especiales. El hecho de ser titular no tiene el carácter sagrado de años atrás en el baloncesto, hay mucha más rotación y roles concretos, pero sí es un indicio de que ha ganado jerarquía el joven congoleño, no fue cara a la galería el gesto de Katsikaris. Lo hizo porque le considera el interior más fiable y para marcar un nivel defensivo desde el inicio.

Ante el Valencia Básket, Nzosa firmó seis puntos y cinco rebotes en 22 minutos en pista. Neutralizó bastante bien a Dubljevic, la primera tarea con la que salió, y sufrió más con Tobey, que hizo daño con su tiro exterior. Pero en ningún momento dio la impresión de estar sobrepasado por la situación. "Es un jugador del equipo, no sé cuántos años tiene. No me importa. Antes de venir le seguía, pero es un jugador para nosotros. Yo no le veo con 16 años, es un jugador del Unicaja ya. No es una sorpresa, todos felices. Con la misma responsabilidad. Me ha sorprendido y me encanta su madurez baloncestística, comete pocos errores. Es un jugador ya del equipo. No es fácil para un chaval de 16 años controlar emocionalmente esto, tiene que centrar en su trabajo y evolución. Va a ser un jugador completo. Es importante protegerle desde fuera. Te da alegría que es un jugador de casa, que tiene un futuro tremendo", razonaba Katsikaris en su primera reflexión pública sobre Nzosa.

La salida de titular de Nzosa también permitió ver la mejor versión de Guerrero, quizá liberado por no salir desde el principio. Aportó puntos y tuvo impacto en el partido positivo. Una vez Gerun está fuera de la rotación por la recuperación de Suárez y, a expensas de que se pueda fichar un jugador más interior, la simbólica titularidad de Nzosa, la más joven de un jugador del Unicaja en partido oficial, exhibe la importancia que tiene a día de hoy en el equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios