Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Entrevista a Walter Szczerbiak

“Me hubiera gustado jugar en el Carpena”

  • El mítico jugador estadounidense estuvo en Málaga durante la Copa del Rey y hace un repaso a la actualidad del baloncesto europeo y de su país

Walter Szczerbiak, durante la pasada Copa del Rey. Walter Szczerbiak, durante la pasada Copa del Rey.

Walter Szczerbiak, durante la pasada Copa del Rey.

Walter Szczerbiak (Hamburgo, 1949) fue uno de los mejores baloncestistas extranjeros que pasó por España. Aún hoy detenta el récord de puntos en un partido en la primera división española, lo hizo en 1976, con 65 puntos en un partido con el Real Madrid, con el que ganó tres Copas de Europa y se convirtió en leyenda de la sección. Durante casi tres décadas fue enlace de la ACB en Estados Unidos. Estuvo en Málaga durante la Copa del Rey y atendió amablemente a Málaga Hoy.

¿Qué le ocupa?

Estoy jubilado, disfrutando de la vida. En vez de estar pendiente al baloncesto 24 horas, dedico tres o cuatro, y tengo otros intereses. Tengo ocho nietos, puedo ver películas, puedo seguir la política aunque es peligroso hoy en día. Tengo muchas cosas para llenar el día. Hago ejercicio, voy al gimnasio de vez en cuando, bien. Estoy viviendo en las afueras de New York, en Long Island. 

Fue representante de la ACB en Estados Unidos. 

Sí, 25 años. Por eso decía, 24 horas al día con baloncesto. Los clubes me podían llamar a cualquiera hora y siempre tenía que estar informado. 

¿Cómo ven a la ACB allí?

Tienen un gran respeto, fuera de la Euroliga es la mejor liga. 

La Copa del Rey es otro buen producto que vender, ¿no?

Es tan buena que la NBA quiere copiarla, pero no sé si lo conseguirán hacer. Quieren suplementar el All Star. 

El baloncesto europeo es respetado y por eso el jugador procedente de aquí gana presencia cada año. 

Está comprobado que el talento está por todo el mundo. A la NBA le gusta que haya jugadores de tantos países porque crea afición en los destinos de donde proceden. Está super demostrado la clase de los jugadores europeos, sólo hay que mirar a Stojakovic o Nowitzki. Hay muchos jugadores que han triunfado en la NBA y ahora vamos a ver a uno de los hijos predilectos, que es Luka Doncic. 

¿Qué le sorprende del esloveno?

Está haciendo lo mismo que en Europa. Juega muy bien el pick and roll, es muy listo, es muy creativo con el balón... Es muy admirado por los veteranos y por los All Star. Les encanta. 

Llama la atención ese respeto que se ha ganado en menos de dos años. 

Ha aprendido el baloncesto profesional desde muy joven y ha tenido una progresión muy buena. Ha estado en el equipo idóneo para hacer esta progresión porque jugaban competiciones muy fuertes como la ACB y la Euroliga con exigencias de campeonato. 

Hablaba de Dirk Nowitzki, uno que tuvo una carrera legendaria. 

Ha tenido una gran carrera, es un grandísimo jugador. Era un poco adelantado a su tiempo. Un jugador que medía 2.12 y causaba muchos problemas de matchups, no le podía dejar dejar una persona demasiado pequeña por su altura y porque tiraba un tiro muy de arriba. Era muy difícil también defenderle con uno muy grande que no podía moverse también como él. 

Otro adelantado a su tiempo es Antetokounmpo. 

Giannis es una combinación de Julius Erving y Connie Hawkins. Tiene la rapidez de Julius y la largura de brazos y de cuerpo que tenía en su época Connie. 

Quería preguntarle por Domas Sabonis, ¿cómo lo está viendo?

Solidísimo. Ha aprendido muy bien el baloncesto, tiene fundamentos muy buenos. Sabe usar su cuerpo, rebotea, trabaja para el equipo... Tiene una buena base de baloncesto y lo está demostrando. 

Walter Szczerbiak, en el Carpena. Walter Szczerbiak, en el Carpena.

Walter Szczerbiak, en el Carpena.

¿Ha cambiado tanto el baloncesto?

Bastante, la dureza ha cambiado mucho. También el tamaño y el nivel físico de los jugadores. Antes jugábamos cuando los árbitros nos jugaban un baloncesto un poco más artístico, pero ahora es muy físico. 

¿Le sorprende ese abuso del triple?

Son los analistas los que han dicho que tres vale más que dos. Ahora se trabaja más para el triple. Incluso con el tamaño de los jugadores es muy difícil encontrar espacio para el tiro de media distancia y ahí lo que intentan hacer con tantos cuerpos grandes es alargar el campo. A veces juegas dos contra dos mientras tienes a los otros jugadores amenazando con el triple. Quizá es la única manera de abrir el campo con el juego. 

Jugó muchos años para el Real Madrid, en un equipo histórico. El actual también lo es. 

Me alegra por Pablo Laso. Soy del Madrid, he jugado en el Madrid y soy uno de los veteranos. Estoy muy contento y orgulloso de que les vaya tan bien. 

Hubo dudas con Llull. ¿Lo entiende?

A mí me pasó. Yo salí de una lesión en 1978 y al principio iba un poco flojo porque no había entrenado, muy poco. Entrené cinco días y llegó una final de la Copa de Europa en Múnich y después de tirar 1/6 cogí la racha y metí 10 de los últimos 11. Te da una alegría tremenda. Me alegro por él porque salir de una lesión importante es muy difícil y me alegra que está volviendo a ser el que era. 

¿Hay algún jugador que le recuerde a usted?

Se juegan tan diferente... En nuestra época dabas el balón al base y él creaba todo el juego. Teníamos dos o tres jugadas pasando el balón y en movimiento. No se buscaba tanto el triple. Se buscaban tiros fáciles en el contraataque. Había equipos como los italianos que jugaban más sistemas, más al estilo de hoy, sin el triple. Tuvimos un juego algo especial, en el Madrid siempre intentábamos meter el máximo número de puntos a la contra. No esperábamos los reboteadores porque no pensábamos fallar. Hoy en día si tiras un tiro en un tres contra uno el entrenador se puede poner loco, pero yo tiraba los tiros de media distancia. No abusaba del triple porque no había. Yo tiraba tiros que podía meter ocho de 10. Había bases que sabían donde darte el balón. 

¿Se han perdido un poco esos bases?

No, hay muchos muy buenos. Por ejemplo Huertas lleva el partido. En Barcelona Heurtel, aunque quizás busca un poco atacar. Antes los bases buscaban darle el balón a los aleros y también a los pívots. Hoy en día como el tamaño de los jugadores es tan grande sería muy difícil hacer el mismo baloncesto. 

¿Sigue mucho el baloncesto europeo?

No 24 horas, pero sigo. De vez en cuando los sigo a través de páginas webs para ver qué está sucediendo en la ACB y en la Euroliga. Ahora están dando por el canal Eleven partidos de la ACB. Mi mujer vio desde New York el partido del Madrid el viernes. 

¿Le gusta el nuevo formato de la Euroliga?

Son muchos partidos y tienes que tener plantillas con 12 titulares para sobrevivir en ella. El problema es que estás cambiando competiciones constantemente y te puede cambiar. Los viajes son muy duros dentro de Europa porque no tienes vuelos chárters como en la NBA. No sé qué equipos pueden tener chárters para no tener que coger vuelos regulares. Viajar por Europa es muy difícil para un equipo de Gran Canaria, que tiene que hacer muchas escalas. 

¿Qué le está pareciendo Málaga? 

Como ciudad es encantandora, muy acogedora. Me encanta venir a Málaga. 

¿Vino a jugar?

Sí, a Ciudad Jardín. Cada vez que metía una canasta Moncho Monsalve regañaba al defensor que tenía. Me hubiera gustado jugar en el Carpena porque es preciosa. Acogedora, tiene calor, han acertado con este pabellón. 

¿Qué le parece el ambiente?

Increíble. No sólo en Málaga, en toda España. 

¿Le recuerda a lo que vivió en Ciudad Jardín?

Cuando jugaba no me enteraba de lo que pasaba en las gradas, ahora que estoy retirado veo todo y menos mal que no veía lo que estaba sucediendo. 

¿Cómo vivió la muerte de Kobe Bryant?

Wally le conoció en un All Star donde coincidieron. Es una pena. Yo conocía a su padre porque había jugado en Italia. Había un libro que se llamaba El libro del básket italiano y tenía una copia y se hablaba mucho de él. Le regalé el libro y le gustó. Tenía más contacto con Joe Bryant, su padre. 

Fue uno de los mejores de la historia. 

Sí, absolutamente. Fue muy querido, tuvo un gran impacto en todo el mundo, tanto en China como en Europa o en Estados Unidos. 

¿Qué está haciendo Wally?

Está trabajando para el canal de televisión de los New York Knicks, hace de analista de prepartido, postpartido y en el descanso. Es el canal MSG Network. También trabaja en el CBS Sports de analista de baloncesto universitario. Ha tenido mucha suerte de encontrar trabajo después de retirarse y seguir vinculado con el baloncesto y haciendo una cosa que le encanta hacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios