Fotis Katsikaris, tras el Unicaja-Casademont Zaragoza Katsikaris: "No creo que este grupo no quiera, igual puedo decir que no puede"

  • El griego hace un amplio y sincero repaso de la crisis deportiva e institucional que atraviesa el Unicaja

Fotis Katsikaris se marcha para el túnel de vestuarios.

Fotis Katsikaris se marcha para el túnel de vestuarios. / marilú báez

Se agradece la sinceridad delante del micrófono y más en situaciones límites como la que vive el Unicaja. La crisis, institucional y deportiva, es galopante y el severo correctivo frente al Casademont Zaragoza viene a mostrar muchos de esos problemas. No puso paños calientes Fotis Katsikaris, que hizo un amplio y sincero repaso de la situación del equipo malagueño. No tiene ataduras pasadas ni futuras, pero no gana nada exponiéndose tanto. Un discurso valiente para afrontar de cara un terremoto inabordable desde hace meses. 

"Jugamos contra un equipo con muchísimo talento, que nos castigó todas las debilidades que tenemos como equipo. Además entró el tema mental, fallamos muchos tiros abiertos, decisiones precipitadas. El problema de la defensa es tremendo. Es tremendo. Lo digo porque había muchas situaciones de 1x1, la mayoría de ellas, por supuesto que tienen jugadores que son muy buenos. En el tercer cuarto hicimos un esfuerzo pero fallamos tiros debajo del aro. Luego nos superaron hasta el final del partido", analizaba el griego sobre el duelo, mientras profundizaba: "Estamos en una situación muy, muy complicada. No sé. Voy a intentar de mi parte, vamos a intentar todos sacar todo para intentar terminar la temporada bien para luchar por el play off. Hay que hacer un esfuerzo en todos los sentidos, deportivamente y mentalmente. Porque si no, no sé, lo veo muy, muy complicado". 

Fue cuestionado por la entrada a los duelos. "El problema que tenemos es que no entiendo porqué no salimos a los partidos así. Siempre en un partido de baloncesto es un partido muy psicológico. Cómo vas a salir y si vas con dureza. Y la primera sensación con tu rival. Y tenemos problemas en cómo salimos. No usamos las faltas, no hacemos los deberes como jugar duro. Y eso nos afecta en ataque, perdemos la confianza. Tenemos jugadores que pueden meter, pero si no tienes equilibrio... Buscar compartir el balón y el mejor tiro pues entran los problemas. Y luego tienes que bajar a defender. Casademont Zaragoza juega sin presión, tiene todos los recursos y me sorprende donde están en la clasificación porque tienen de todo. Jugaron muy bien y hubo un momento donde perdimos la confianza, la paciencia, todo", aseguraba. 

"Actitud. No creo que este grupo no quiera y no tenga la actitud. Igual puedo decir que no puede, que llega un momento que no puede. Sufren, los jugadores quieren y no hay duda en eso. Ahora como grupo crear una mentalidad que ahora mismo tenemos no es suficiente para competir y ganar los partidos. Hay que hacer un esfuerzo, lo tienen o no lo tienen, si no no sé. Si no va a ser muy, muy complicado", razonaba el técnico heleno, que era sincero: "Tenemos un nivel hasta un punto. Hablamos mucho del talento del equipo, el talento del equipo puede llegar hasta a un nivel. Entonces equipos como Burgos o Tenerife, voy a ser honesto, son mejores equipos que nosotros. Punto. Son mejores equipos que nosotros. ¿Tenemos talento? Sí ¿Tenemos problemas en defensa? Claro. Claro que tenemos. Y estoy buscando cada vez cómo vamos a defender para tapar las carencias que tenemos y tener un trabajo colectivo atrás. Tenemos problemas para tener consistencia atrás. Para competir y competir contra equipos con talento nuestro talento no es suficiente. Llega hasta un punto y esa es la verdad. No es una excusa, es la verdad". 

¿Ha calado el problema institucional en el vestuario? "La verdad es que no sé. Estoy intentando aislar, hablamos sólo una vez, para estar enfocados en nuestro trabajo. Yo he estado en situaciones complicadas con equipos con problemas y nosotros somos profesionales y tenemos que hacer nuestro trabajo. Dejar fuera todos los rumores que puede tener el club y enfocarnos en nuestro trabajo porque nuestro trabajo no acaba en un día o en un mes. Tenemos un futuro dentro de este negocio y hay que hacer nuestro trabajo. No sé si a algunos jugadores les ha afectado, no lo puedo controlar", aseguraba. 

Aunque suene descorazonador, el griego no ponía paños calientes el complejo escenario en el que se está. "Voy a ser honesto, no soy tan diplomático. Seguro que es incómodo. Sabía al venir aquí que un equipo para cambiar el entrenador había un problema de resultados. Traes a un entrenador para mejorar la situación con el mismo grupo. Estamos en una situación como estamos con el tema institucional que tiene el equipo y los resultados. Y cómo está mejorando el equipo o no. Tienes unas piezas, un equipo que lo vives desde dentro y estás trabajando. Esperaba la situación mejor, quiero ser honesto. Son jugadores buenos, que pueden hacer un esfuerzo. Yo no voy a bajar los brazos porque no soy así. Vamos a intentar todos juntos de hacer lo máximo que podamos y a ver los jugadores que están para eso. A parte de las lesiones, que nos faltan dos jugadores fundamentales, el equipo sufrió muchos problemas durante la temporada. No sólo ahora. Es un año complicado, muy, muy complicado", terminaba. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios