Unicaja

El hito de Abromaitis en la BCL

  • El estadounidense se ha convertido en el cuarto reboteador histórico de la competición

Abromaitis, en el partido ante el Dijon en Francia.

Abromaitis, en el partido ante el Dijon en Francia. / bcl

El Unicaja necesitará ganar en la pista del Lavrio si quiere agenciarse el primer puesto del Grupo C de la Basketball Champions League. No es baladí porque se ahorraría un play in dificultoso en fondo y forma. Pero no es certeza porque el equipo malagueño está mostrando flaquezas lejos del Carpena, también en la ACB. No obstante, es una gran oportunidad para seguir con buen camino en la competición continental. Dejó un regusto muy amargo el tropiezo en Dijon, donde apenas se compitió, aunque en ese mismo lugar se agrandó la figura de un jugador de la plantilla en el torneo de la FIBA. 

Es, sin duda, el que más kilómetros tiene en esta BCL y uno de los que la vio nacer. Tres temporadas antes de la actual había jugado Tim Abromaitis, que tenía experiencia con el entonces Iberostar Tenerife, ahora Lenovo. De hecho, la ganó en su primera aparición. Desde ahí comenzó a hacer crecer sus números y tras pasar por suelo galo se ha convertido en el cuarto máximo reboteador histórico de la competición. Ahora cuenta un total de 302 capturas, habiendo superado a Jerai Grant, que se queda en 296. Por delante está el podio. En tercer lugar aparece Vojtech Hruban (306); en segundo, TaShwan Thomas (318); y el primer lugar pertenece a Petr Benda (341). 

Un hito para el estadounidense, en su segunda temporada en Málaga. Han mejorado sus prestaciones, más acordes a su trascendencia, aunque aún lejos del rol que se presuponía. Ahí pudo estar el error, ficharlo para un papel que nunca cumplió en equipos importantes. No obstante, el ala-pívot está mostrando una línea de regularidad notable y sus números también han ido al alza. Es el segundo jugador de la plantilla que más juega tras Norris Cole y tiene de media 9.3 puntos y 4.6 rebotes para 12.4 de valoración. Es el cuatro titular y su paso adelante ayuda en un contexto donde Jonathan Barreiro está en plena adaptación, también actuando de alero, y Carlos Suárez reaparece tras lesión. 

En un juego interior mirado con lupa él está siendo la pieza con menos altibajos. Aunque aún se espera que ofrezca una versión más diferencial, acorde con su estatus a todos los niveles. Seguramente se verá beneficiado cuando sus compañeros de la pintura también rindan a mejor nivel. Habrá que ver si terminan llegando refuerzos para el juego interior porque la dirección deportiva continúa estudiando el mercado de jugadores grandes

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios