Unicaja

1x1 y notas del Casademont Zaragoza-Unicaja

  • Con alguna excepción, como Alberto y Brizuela, lamentable encuentro del Unicaja en Zaragoza, rebasado por unos rivales que sí deseaban ganar el partido con todas sus fuerzas

Imagen del Casademont-Unicaja.

Imagen del Casademont-Unicaja. / ACB Photo

Con alguna excepción, un partido lamentable del Unicaja. Sin la intensidad mínima que debe poner para competir fuera de casa, sin nervio y brío. Qué despropósito.

Jonathan Barreiro (*)

Lo intentó, en el tramo final infló números (17 acabó). Ojalá sea para cambiar la tendencia. Alternó como tres y como cuatro en el regreso a Zaragoza.

Darío Brizuela (*)

Intentó echarse al equipo a las espaldas, metió 24 puntos con algunas plásticas, a veces en una guerra de uno contra cinco. Fue el jugador más valorado del equipo. Quizá no sea el camino para crecer como equipo, pero es una baza que hay que optimizar en la situación actual.

Alberto Díaz (*)

Ejemplar primer tiempo, manteniendo a flote al equipo en los dos lados de la pista. Metió 13 puntos e intentaba llegar a todos sitios. En la segunda mitad no estuvo acertado para meter.

Francis Alonso (-)

Mal día del malagueño. Sólo metió un tiro libre, perdió un par de balones y no pudo lucir muñeca.

Dejan Kravic (*)

10 puntos, cinco asistencias y tres rebotes. Es cierto que aporta otras cosas en ataque, tiene facilidad para anotar. Pero fue completamente superado atrás, tiene que ponerse las pilas.

Tim Abromaitis (*)

En su línea de sobriedad, ocho puntos y seis rebotes, pero no mantuvo el acierto en el tiro de la primera mitad.

Matt Mooney (-)

Superado en sus primeras apariciones, mejoró algo en el cuarto final, con el partido ya perdido. Se necesitan soldados a tope cuanto antes.

Rubén Guerrero (*)

Quizá el pívot más sólido defensivamente, pero igualmente sufrió con sus pares y se cargó de faltas. Ocho rebotes, seis de ellos en ataque.

Yannick Nzosa (-)

Una rotación en el segundo cuarto. Está tenso, sin la frescura con la que impactó. Es de esperar que no se achicharre con el resto del equipo. Debe tomarlo como un ejercicio acelerado de madurez.

Carlos Suárez (-)

No se pueden esperar grandes derroches del capitán, que intenta dar sentido pero ya no tiene tantos pulmones.

Axel Bouteille (-)

Partido fantasmagórico del jugador mejor pagado de la plantilla cajista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios