Unicaja Baloncesto Un positivo aplaza el Joventut-Unicaja hasta el lunes

  • La expedición malagueña debe volver a pasar pruebas y, si todos los miembros dan negativo, viajará y jugará el lunes a las 20: 30 horas en el Palau Olimpic en vez de este sábado a las 18:00 horas

Los jugadores y técnicos del Unicaja, en un tiempo muerto. Los jugadores y técnicos del Unicaja, en un tiempo muerto.

Los jugadores y técnicos del Unicaja, en un tiempo muerto. / Unicaja B. Fotopress

El Unicaja retrasó su viaje a Badalona para disputar el primer partido de la ACB, que debía tener lugar este sábado (18:00 horas). Tras las pruebas de PCR realizadas el jueves, como marca el protocolo, dos miembros de la expedición que debía viajar a tierras catalanas dieron valores positivos, como se conoció este viernes al mediodía, después del entrenamiento del equipo. Ambos habían pasado ya el Covid, por lo que se les volvió a practicar a continuación una prueba para ver si el resultado volvía a ser el mismo. Los dos habían dado repetidamente negativo en los últimos test realizados siguiendo la normativa ACB para reincorporarse. Uno de ellos dio positivo de nuevo y el otro negativo en el llamado test de respaldo practicado, así que se pararalizó todo, viaje y contactos entre los miembros hasta que haya un nuevo test.

La ACB, obviamente, fue informada rápidamente y es la que gestionó la situación. La empresa Synlab centraliza y supervisa todas las pruebas que se realizan por los clubes y la ACB tiene conocimiento de ellas.  El equipo tenía un vuelo reservado a las 18:00 horas rumbo a Barcelona, pero no lo cogió siguiendo las pautas de recomendación. Y la ACB reubicó el encuentro el próximo lunes a las 20:30 horas en el Palau Olimpic, si las pruebas a las que se verán sometidos los jugadores, técnicos y miembros de la burbuja del equipo da negativo y puede viajar el mismo día del partido.

Por tanto, todo el grupo debe volver a pasar de nuevo las pruebas al completo al seguir habiendo un positivo, aunque se cree que no es contagiador, como sucedía con Francis Alonso antes de viajar a Valencia a la fase final. El escolta malagueño, entonces, estaba sano y no contagiaba, como se demostró con las pruebas al resto de sus compañeros, negativas, pero apareció ese positivo y por protocolo no pudo asistir a la fase final.

Ahora, el positivo queda aislado nuevamente, pero no hay tiempo material para hacer las pruebas y tener la constatación del negativo y jugar el sábado, se reubica el encuentro y reiniciar el protocolo. Había un vuelo este sábado temprano, pero deberían estar antes las pruebas de toda la expedición, algo complicado y que el protocolo no contemplaba. Y son situaciones que no están explícitas en él. Así que se procedió al aplazamiento y a la reubicación si se produce ese visto bueno de los resultados.

Hay que acostumbrarse a este tipo de situaciones que traerán aparejadas el Covid-19. Por ejemplo, sucedió con el partido de la Copa Andalucía que debían jugar el martes 8 de septiembre el Unicaja y el Betis. Dos miembros del equipo sevillano dieron positivo y ello obligó a la suspensión del duelo. Tras comprobarse que correspondían a anticuerpos, el encuentro se jugó cinco días más tarde en el Carpena sin mayores complicaciones, con esos jugadores en liza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios