Unicaja

Scariolo: "Un criterio bueno para los jugadores es enseñar en quién tienen que confiar"

  • El seleccionador nacional participa en la mesa redonda de 'La toma de decisiones financieras por los deportistas profesionales' del Edufinet Congress

Sergio Scariolo, pensativo en una rueda de prensa. Sergio Scariolo, pensativo en una rueda de prensa.

Sergio Scariolo, pensativo en una rueda de prensa. / efe

El deporte abarca mucho más allá de lo que pasa en las competiciones y siempre es interesante analizar todo lo que nace de él. Mucho se ha escrito y se ha hablado sobre el asunto económico, sobre el que se reflexionó durante una hora y media en una mesa redonda bajo el título de La toma de decisiones financieras por los deportistas profesionales, en una iniciativa impulsada por Edufinet Congress. Hubo personalidades importantes del mundo del baloncesto en el debate como Sergio Scariolo o Alfonso Reyes, teniendo el Unicaja también representación en Vero Matoso. Un espacio moderado por el Director de Edufinet, José Manuel Domínguez, y en el que participó el Director General de la Fundación Bancaria Unicaja Sergio Corral.

Sobre esa formación financiera en los deportistas el selección nacional puso como referencia a la NBA, de la que es parte con los Toronto Raptors. "La NBA hace obligatorio un cursillo para los jugadores que empiezan a jugar profesionalmente en la liga. Los hacen conscientes que la duración de una trayectoria es limitada y que no ganarán lo mismo todos los años. El concepto no tiene que ser tanto gano, tanto gasto. Hay que ir más a las necesidades y dejar un espacio para los lujos, pero con una idea de pensar", razonaba el italiano, que ampliaba con una idea interesante: "Una cosa interesante es la de hacerles entender es que su esfuerzo, que es digno de admiración, no es proporcional a su ganancia. Nosotros drafteamos a Malachi Flynn, que tiene 22 años, y le enseñarán que igual va a entrenar el doble que LeBron James y va a ganar 20 veces menos. Y eso no tiene que ser una fuente de frustración. Los jugadores ganan lo que producen. La gente va a ver los partidos de LeBron James y no los de Flynn". 

"Hay gente que llega a ganar bastante dinero con un nivel de cultura general extremadamente baja. Un punto importante en la NBA no ha sido intentar enseñar educación financiera avanzada a chavales que les puede gustar leer sino darle criterios para saber en quién puede confiar. Un jugador metido en vorágine competitiva no tiene tiempo para estudiar. Un criterio bueno para los jugadores es enseñar en quién tienen que confiar. Para saber cómo elegir a las personas en las quien confiar porque son los que van a manejar el patrimonio de estos jugadores", hacía hincapié Sergio Scariolo. 

También aportaba un pensamiento interesante Alfonso Reyes, que fue jugador y ahora ejerce de presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales. "Hay muchos deportistas profesionales que no pueden arruinarse porque no generan esos ingresos para poder equivocarse. Al final esa es la vida real. El entorno familiar es fundamental, mi experiencia me lo demuestra. A falta de esa educación financiera que no adquirimos, que es una asignatura pendiente, sí debería haber más formación en ese aspecto. A la hora de gestionar esos recursos no hay tantas opciones y no siempre vamos a acertar. Pero no es sólo formación, también es cuestión de suerte. Si todos los asesores tuvieran la razón todos preservaríamos nuestro patrimonio y no es así. Al final es uno mismo el que decide. Para mí fueron claves mis padres", afirmaba: "Desde la ABP hacemos mucho hincapié en la formación, en esa inversión en uno mismo. Hay que hacer una inversión en formación, le damos mucha importancia porque después de la vida deportiva hay mucha vida laboral y hay que estar preparado para cruzar ese abismo"

Matoso: "Pensar ahora mismo en la vida laboral es complicado"

La mesa redonda se compuso de varios deportistas en activo. Ahí estuvo Vero Matoso, que aportó muchas de sus vivencias diarias. "Tengo cero educación financiera y llevo más de 10 años jugando profesionalmente al baloncesto. Nos dedicamos en cuerpo y alma todos los días, incluso festivos, y no nos da para vivir. Sí para ahora pero cuando nos retiremos nos tendremos que buscar un trabajo. Es una incertidumbre muy grande al no saber qué va a ser de nosotros cuando nos retiremos. Tenemos cero lujos, cero comodidades, muchas horas de autobús, fuera de casa y lejos de la familia. En mi caso me ha dado los valores humanos. Es injusto porque trabajamos igual, nos matamos a entrenar y no tenemos ese mismo ingreso", aseguraba la cajista.

La canaria ahondaba en un panorama generalizado en las categorías que no son profesionales. "Tengo la suerte de estar en un club como el Unicaja que es el más serio, sé que cuando me retire voy a tener el paro. Tengo 32 años, me pueden quedar cuatro como máximo, y pensar ahora mismo en la vida laboral en esta situación es muy complicado y a veces es mejor no pensar porque da miedo. Todos los días te dedicas a una cosa y dejas otras muchas de lado. Ahora más que veo el adiós cerca. Me parece de broma que algunos a los años se queden en la calle viéndolo desde el lado opuesto que ganamos para el día y para el verano, que es cuando tenemos libre", terminaba Matoso: "Es difícil buscar algo. En Femenino el 90% de las jugadoras, hablando de baloncesto, estamos en continuo contacto con la formación porque cuando nos retiremos vamos a entrar en el mundo laboral. Estamos en una burbuja y no somos conscientes de la realidad, de un trabajo mucho más serio de lo que es el deporte"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios