Unicaja Baloncesto

Un calendario ambiguo

  • Lo hoja de ruta cajista es la más sencilla, por detrás de la del Real Madrid, aunque se da la circunstancia que se debe medir a equipos que se juegan la permanencia en la Liga Endesa

Dragan Milosavljevic intenta zafarse de Alberto Abalde. Dragan Milosavljevic intenta zafarse de Alberto Abalde.

Dragan Milosavljevic intenta zafarse de Alberto Abalde. / acb photo

El Unicaja encara el tramo culminante de la temporada en la Liga Endesa. Es un cierre de curso extraño en el cuadro verde, sin parangón. No está presente el caramelo de la Euroliga, que debería ser el objetivo prioritario de la campaña. El club de Los Guindos estará fuera de la rueda dos años seguidos, algo que no ocurrió en este siglo. "Como profesionales que somos, tenemos que intentar llegar al máximo. Donde tenemos una buena posición y podemos disfrutar del tramo final", explicaba Luis Casimiro días atrás.

La hoja de ruta que tienen los cajistas es ambigua. Hay diferentes prismas desde los que analizar la dificultad de los ocho encuentros que le quedan al Unicaja de aquí a que se le ponga el broche a la fase regular de la ACB. Atendiendo a la pura estadística, el cuadro malagueño tiene un camino, a priori, sencillo. Sólo el Real Madrid lo tiene más despejado. Una afirmación en referencia a un estudio de Stats Li, que califica la hoja de ruta de una complejidad de 43.6%. En el otro lado de la moneda, curiosamente, el Valencia Básket, con un 57.1%. Sea como fuere, los de Jaume Ponsarnau ya han tachado el principal deseo de la temporada, que es el regreso a la máxima competición continental después de la consecución de la Eurocup. Debe enfrentarse en casa al Unicaja, al Iberostar Tenerife, al Breogán, al Movistar Estudiantes y el Baskonia; y a domicilio con el Tecnyconta Zaragoza, el Barcelona y el Real Madrid.

Cualitativamente, la percepción es otra. Los de Casimiro se enfrentan en estas ocho jornadas finales en el Carpena al San Pablo Burgos, al Montakit Fuenlabrada y al Morabanc Andorra; y fuera de casa al Breogán, al Valencia Básket, al Movistar Estudiantes, al UCAM Murcia y al Iberostar Tenerife. En el play off sólo están los taronjas en este momentos. Entre los 10 primeros, le acompañan los maños y los andorranos. La mayoría de los rivales se están jugando la permanencia en la Liga Endesa, lo que implica un plus de dificultad. Muchos de ellos se han reforzado en este tramo y elevan el nivel para intentar amarrar la salvación. Prueba de ello es el próximo duelo en Lugo, con los gallegos apurando sus opciones para no hacer la travesía inversa a hace unos meses. Hace unas semanas llegó el ex cajista Ray McCallum, que aún no dio el impulso necesario.

Es la doble lectura de un calendario que no es sencillo. Cinco de los encuentros son fuera de la Costa del Sol, donde el balance es negativo. Un 4-8 exiguo para un equipo que quiere ser cabeza de serie en las eliminatorias del título y que aprovecha la fiabilidad en el Carpena para amortiguar este rendimiento lejos de Málaga. De hecho, desde diciembre no gana a domicilio. El último triunfo fue en San Sebastián frente al Delteco GBC, todavía en 2018. Después los cajistas sufrieron cinco tropiezos consecutivos en la ACB.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios