Vélez-Málaga

El aeródromo de Vélez-Málaga busca ser la alternativa a los vuelos privados

  • El alcalde, Antonio Moreno, iniciará esta semana negociaciones con los propietarios de los suelos colindantes al recinto para ampliarlo y poder dedicarlo a tráfico ejecutivo y de mercancías

  • La pista tendría que sumar alrededor de 500 metros para subir de categoría

Imagen de archivo de una exhibición de vuelos acrobáticos en el aeródromo Leoni Benabú. Imagen de archivo de una exhibición de vuelos acrobáticos en el aeródromo Leoni Benabú.

Imagen de archivo de una exhibición de vuelos acrobáticos en el aeródromo Leoni Benabú. / M. H.

Vélez-Málaga quiere que su aeródromo sea una alternativa al aeropuerto de Málaga para vuelos privados. También que permita el transporte de mercancías por aire dada su posición estratégica y su hegemonía en el mercado de los subtropicales que se distribuyen por todo el territorio nacional e internacional.Por eso, el Ayuntamiento de Vélez-Málaga está metiendo el acelerador para impulsar la actividad y las posibilidades del aeródromo Leoni Benabú a través del desarrollo del Plan Especial Aeroportuario de El Trapiche previsto en el Plan General de Ordenación Urbana del municipio (PGOU).

El alcalde, Antonio Moreno Ferrer (PSOE) va a iniciar las conversaciones con los propietarios de los suelos necesarios para la ampliación del recinto esta misma semana Según explicó la intención del equipo de gobierno (PSOE-GIPMTM) es incluir estos terrenos en un sistema general. El pasado viernes, Moreno Ferrer se reunió con los responsables del Real Aeroclub de Málaga que gestiona actualmente las instalaciones y con el director de la Escuela de Pilotos “Aerodynamics Málaga”, Juan Manuel Martín que se va a instalar allí para conocer las necesidades técnicas para llevar a cabo el cambio de tipología que permita nuevos usos del aeródromo.

“Lo que queremos intentar es que se pueda desviar tráfico desde el aeropuerto de Málaga o que nuestro aeródromo pueda ser utilizado por aquellos que vengan directos a Vélez-Málaga”, señaló el regidor que quiere desarrollar un proyecto en el que se “den las condiciones técnicas para el aterrizaje de aviones de determinadas características”. En principio, la idea del Consistorio era que el aeródromo lo puedan utilizar aviones de hasta 50 pasajeros y aeronaves de carga que servirían para el transporte de la fruta subtropical – mangos y aguacates – que tan importante es en la comarca de la Axarquía.

Según explicó el presidente del Real Aeroclub de Málaga, Jesús Guerrero, responsable de gestión aeródromo Leoni Benabú, éste es de categoría A-1 con una pista limitada de 1.150 metros. “Para subir de categoría necesitaríamos una de 1.600, por lo que necesitamos una ampliación de entre 400 y 500 metros de pista. Con la que actualmente tenemos sí podrían aterrizar aviones de mayor calado o de mercancías, pero se necesita más espacio por seguridad”, indicó este profesional de la aeronáutica.

“Es un aeropuerto idóneo para convertirse en el segundo de Málaga para aviación ejecutiva y de carga de medio tonelaje igual que ocurre en Madrid con Cuatro Vientos o en Barcelona con el de Sabadell”, incidió Guerrero quien confía en que la tramitación y la adquisición de los terrenos para la ampliación no de demoren mucho. “Veo mucha predisposición por parte del Ayuntamiento de Vélez-Málaga”, apostilló.De hecho, Moreno Ferrer quiere acelerar todos estos trámites con la revisión del Pgou que está llevando a cabo el Ayuntamiento dado que es consciente de que estas instalaciones “sería un motor económico y generador de empleo” para la población de Vélez-Málaga.

“El aeropuerto de Málaga está congestionado y no puede gestionar más vuelos, sobre todo, privados. A esto hay que sumar el incremento porcentual de visitantes a la Axarquía y la fortaleza del sector agroalimentario cuyas exportaciones también van creciendo. No hay mejor sitio. Es una vía estratégica para el turismo y el subtropical”, opinó el director.Actualmente, junto al Parque Tecnoalimentario Costa del Sol Axarquía, situado junto al aeródromo se está construyendo una escuela de pilotos con un angar para la práctica real con aviones. El Ayuntamiento y la empresa promotora de pilotos “Aerodynamics Málaga” tienen un acuerdo para el arrendamiento de 32.000 metros cuadrados del Plan Especial Aeroportuario que se destinará al aparcamiento de aeronaves y para las instalaciones necesarias que se desarrollen actividades aeronáuticas. El proyecto se denomina “Axarquía Aviation Park” incluye además una residencia para estudiantes. Las obras de ejecución en este espacio ya han comenzado y avanzan a buen ritmo. El elemento estrella será un simulador de vuelo de última generación, pionero y único en toda España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios