Vivir

Heladería Freskitto llama a tu puerta: el helado artesanal de Málaga a domicilio

José Romero, de Heladería Freskitto, elabora y reparte sus helados artesanales por toda Málaga. José Romero, de Heladería Freskitto, elabora y reparte sus helados artesanales por toda Málaga.

José Romero, de Heladería Freskitto, elabora y reparte sus helados artesanales por toda Málaga. / Javier Albiñana

No lo decimos nosotros, lo dice el refranero popular: reinventarse o morir. Y eso mismo es lo que ha hecho José Romero, fundador y dueño de las Heladerías Freskitto, situadas en el 55 de calle Granada y el 13 del Paseo Cerrado de Calderón, ante la situación que se le ha venido encima por culpa del confinamiento decretado por el estado de alarma. Y el modo de reinventarse ha sido pensando que si los clientes no pueden ir hasta sus deliciosos helados, que sean sus helados los que lleguen hasta ellos. Aunque sea él mismo el que tenga que entregarlos.

Y en eso está desde hoy mismo, viernes 24 de abril, cuando ha empezado a repartir a domicilio. "Tenemos que seguir trabajando", asegura Romero, "porque la ayuda es poca y los gastos fijos son muchos, así que nos hemos tenido que espabilar, tirar para adelante y reinventarnos como hemos podido".

José, una vez que la Asociación de Heladeros Artesanos aseguró que se podía realizar reparto a domicilio de helados, se puso en marcha para prepararlo todo. La idea la tuvo el pasado día 15 de abril y desde entonces ha estado trabajando para hacer este viernes el primer reparto de sus helados.

Y la primera jornada no ha ido nada mal: "hemos comenzado a trabajar bien temprano y desde las once de la mañana a las siete de la tarde hemos estado liados, haciendo helado y repartiéndolo". El resultado en este primer día ha sido, en sus propias palabras, "bastante bueno, la verdad, y la gente está encantada con la idea. Algunas personas que nos han comprado hoy son clientes de toda la vida, y alguno hasta se ha emocionado cuando me he presentado en su casa".

Y es que las Heladerías Freskitto son toda una institución en Málaga. José arrancó su negocio en 2005 y desde hace 15 años elabora sus helados artesanales y ha convertido este manjar en todo un arte. Una experiencia que se complementa con toda la anterior acumulada. "Tras terminar la carrera me di cuenta de que me encantaban los helados, que esto era lo mío, así que me marché a Italia para aprender a hacer el mejor helado. Y de ahí, al resto del mundo, para aprender el oficio en todas sus vertientes hasta componer el helado a mi propia manera".

Eso sí, con esta reinvención, con este "apaño" José lo tiene claro: "por muy bien que vaya, esto sólo servirá, con suerte, para mantenernos a flote e ir tirando, así que espero que esto no sea flor de un día, que la gente responda y se acuerde de nosotros".

José Romero sale a repartir sus delicias heladas. José Romero sale a repartir sus delicias heladas.

José Romero sale a repartir sus delicias heladas. / Javier Albiñana

Sin embargo, José sabe que "todo el mundo lo está pasando mal, no somos los únicos, esta es una situación muy dura y muchas familias están inmersas en una situación económica cuanto menos complicada, por lo que no esperamos ningún milagro".

¿Qué hay que hacer para realizar un pedido a Freskitto que llegará directamente a tu casa? Pues muy fácil: sólo hay que mandar un mensaje por WhatsApp o llamar al teléfono 673 320 060. Tan fácil y tan ricamente.

En cuanto a los sabores, José confirma que "en un principio pensamos en ofrecer seis sabores diferentes cada día, pero nos hemos venido arriba y ofrecemos doce que iremos variando cada cuatro o cinco días".

Así, exceptuando los lunes que Romero y sus trabajadores descansan, el resto de días se pueden hacer pedidos en horario de diez de la mañana a dos de la tarde.

Los sabores que ahora mismo tiene José en su menú son: chocolate, fresa, turrón con almendras, stracciatella, dulce de leche, tarta de queso con mermelada casera de frambuesa (tan bueno que éste se le ha agotado en este primer día; pero, tranquilos, hará más), kinder, vainilla, yogur, limón, pistacho y avellana. Los sabores irán variando y se publicarán en su Facebook.

Las Heladerías Freskitto son un negocio que en temporada alta tienen hasta nueve trabajadores. "Antes de que llegara la crisis teníamos cinco, porque era temporada baja, pero ahora, tenemos dos. Y eso porque estamos trabajando de esta forma. Ojalá funcione y pueda llamar a más, porque somos una empresa pequeña y aquí formamos una familia entre todos".

Elabora, reparte y vende. Eso sí, siguiendo todos los protocolos de seguridad e higiene que la situación requiere. Esta es la nueva forma de trabajar que el coronavirus nos ha traído. Esperemos que la situación pase lo antes posible y que podamos disfrutar de un buen helado de Freskitto, paseando por la calle, tranquilamente, sin prisas, como antes hacíamos tras salir de ver una película en el Albéniz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios