Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Carnaval de Málaga “El que no diga ole, que se lo coman lo boquerones”

  • Sobre las tablas del Cervantes sigue aumentando el nivel y la afición carnavalera aporta el punto más fuerte

Tercera noche de semifinales del carnaval de Málaga 2020. Tercera noche de semifinales del carnaval de Málaga 2020.

Tercera noche de semifinales del carnaval de Málaga 2020. / M. L.

Tercera sesión de semifinal, el logo del 40 aniversario del carnaval de Málaga protagonizaba una noche más el telón del teatro Cervantes. Poco más de medio teatro ocupado y mucho ambiente carnavalero en las butacas del teatro.

Como no podía ser de otra manera, la segunda fila del patio de butacas la ocupaban quien más respeto se merecen, el pasado, presente y futuro del carnaval: Juana Segovia, Quini, Encarni, Amalia y Sensi. Son muchas las miradas y medias sonrisas que se les escapa al teatro buscando a estas señoras que hacen posible una sesión de carnaval con mucho arte. ¡Con afición así es todo más sencillo!

Cantaba en primer lugar, para abrir la noche la murga infantil “Vota quillo, el partido de los chiquillos”. Partido político que aseguraba que, si gobiernan, tirarán la Moncloa para gobernar desde el Chiquipark. Casi 40 niños de todas las edades defendían su repertorio con mucha ilusión y el apoyo de todos los carnavaleros.

La murga “Bajo la luz de la luna me fumo una fortuna”, quedaba inaugurada oficialmente la tercera noche de semifinales. Murga con dirección de Juan Fernández Rodríguez y letra de Juan Antonio Rodríguez Moreno y Abel Gil Heredia.

Mura con un tipo que jugaba con dos planos, un marido que bajaba la basura y su mujer desde la ventana lo controlaba. Primer pasodoble que dedicaba esta murga a las falsas amistades en las redes sociales y en el segundo denunciaban el caso omiso a los inmigrantes que entran día tras día en nuestras costas.

Un total de ocho cuartetas formaba el popurrí de esta agrupación jugando con el tipo y entrando en dialogo continuo con su mujer Carmela. Destacamos las numerosas interacciones que se ha producido entre esta murga y el propio teatro.

El cuarteto “Los navajas de Albacete”, fueron los siguientes en participar. Dirección y letra de Eduardo Jesús González Ortega. Cinco indios y una cabra se presentaban sobre las tablas de teatro buscando tres requisitos esenciales que este cuarteto cumplió antes de cantar los cuplés.

Cuplés que protagonizaron un capillita engominado y Greta Thunberg. Las últimas coplillas la dirigieron al presidente del patronato por “gobernar como caudillo y llevar razón siempre”. Salto de calidad fue el que pegó esta agrupación en la modalidad de cuarteto. Una actuación extensa en el tiempo que el teatro le reconoció en pie su buen trabajo.

A continuación, actuaba la primera comparsa de la noche, “Ciudad del paraíso”. Firma la dirección Rubén Tejada Pedraza y letra de Eduardo Jesús González Ortega. Ya se escuchan chascarrillos antes de empezar la noche, muchas miradas centradas y grandes expectativas.

Fue cantar la presentación y caerse el teatro, presentación reivindicativa, de rasga, de defender lo nuestro. Málaga no puede ser una falsa fachada, Málaga es para sus malagueños. Primer pasodoble dedicado al Servicio Andaluz de Servicio, denunciando la mala gestión de nuestros indeseados políticos y poniendo en valor el trabajo de todos los sanitarios.

El Señor de Málaga, el Señor trinitario fue el protagonista del segundo pasodoble, asegurando que vieron a un “Dios que custodia el alma a los pobres hombres, al Dios que habla por su nombre a los hombres pobres; al Dios humilde y de barrio: mi Cautivo trinitario”.

Popurrí defendiendo a Málaga por los cuatro costados, que hizo poner en pie a todo el teatro con aplausos interminables. Esta comparsa fue el final de la primera parte de la tercera noche de semifinales.

Tras el descanso salía a escena la murga “Por mucho que me gaste no me duran los empastes”, bajo la dirección de Norman Plaza Martínez y letra de José Manuel Gómez-Vizcaíno López. Un tipo curioso nos presentaba esta murga, boxeadores dentro del cuadrilátero con personalidades muy distintas entre ellos.

En la presentación se encargaron de describir cada uno de los componentes que actuaban encima de las tablas. Dedicaban su primer pasodoble a aquellos cobardes que pegan, insultan y ridiculizan a una mujer por el simple hecho de la diferencia de género.

Aprovecharon el segundo pasodoble para rendir homenaje a todos los cuerpos de fuerza y de seguridad del estado que cada día se juegan su vida por salvaguardar la integridad de cada uno de los ciudadanos. Tanda de cuplés muy ovacionada con buenos golpes de humor en torno a los famosos y la moda de hacer boxeo.

Popurrí con mucho ritmo se marcó esta murga, bajaron cada uno de los componentes abajo del cuadrilátero para parodiar diferentes situaciones al ritmo de canciones actuales. Una actuación que gustó mucho al público y fue bastante ovacionada.

Era el turno de la última comparsa de la noche, “Los caricatos”, dirección de Horacio Calvillo Melgar y letra de José Luis Zampaña Quintero.

Denunciaban en su primer pasodoble a los caricatos de los políticos por remover cenizas del pasado y tenerle menos respeto a los vivos que los muertos. Reclamaban que lo importante no es sacar los huesos de ningún dictador, sino sacar a sus herederos de las instituciones.

La más fuerte de las ovaciones se la llevó esta comparsa tras su segundo pasodoble, rindiendo su más sincero homenaje a todas las mujeres copleras del carnaval, reclamando más igualdad y pidiendo públicamente una mujer pregonera.

Estos caricatos dejaron claro que nos dejemos de llamar payasos a políticos, cerdos machistas o racistas, porque sino estaremos ofendiéndole a ellos. Música que animaba a todo el público a bailar y cantar el final del popurrí: “Málaga de mis amores”.

Comparsa que obtuvo el primer premio el año pasado y se despedían de este concurso entre algunos gritos que proclamaban: ¡campeones, campeones!

Para cerrar la noche, cantaba la murga “El club de los villanos”, dirección y letra de Alberto Gamero Rojas. Broche de oro puso esta murga a la noche, con un repertorio basado en golpes de humor. Tanda de cuplés con un estribillo corto y pegadizo que aplaudió el público en multitud. La murga sorprendió con tipos muy bien caracterizados y una puesta en escena de lo más sorprendente.

Y el concurso sigue avanzando, enfilamos ya el final de las semifinales con un gran nivel y con el mejor ambiente posible. Los enamorados del 3x4 seguiremos disfrutando de las agrupaciones en el teatro para conocer el viernes el ganador de cada modalidad en este concurso 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios