Vivir

La uva pasa malagueña ya es Patrimonio Mundial

  • El consejero de Agricultura junto a la delegación axárquica recibieron en Roma la distinción de Sistema Importante Agrícola de la FAO

La delegación malagueña en la sede de la FAO en Roma. La delegación malagueña en la sede de la FAO en Roma.

La delegación malagueña en la sede de la FAO en Roma. / málaga hoy.

Muchas han sido las generaciones que se han encargado de mantener las laderas escarpadas de la Axarquía con viñas de uva pasa moscatel, duro y laborioso el trabajo que han realizado sus agricultores para cultivarlas. Con técnicas artesanales y siguiendo la tradición heredada han vendimiado con la única ayuda de las mulas, las han depositado en las canastas y las han preparado para venderlas al mercado. El paisaje se hizo a ellas, sus pueblos y su gente.

Ayer, después de siglos de labranza la uva pasa malagueña consiguió convertirse en Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM). Dos años de trabajo que ayer culminaban en Roma cuando el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, recogía el reconocimiento de manos de los representantes de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El de la Axarquía, es el primer cultivo de Europa en obtenerlo, ya que si bien compartieron reconocimiento con los miembros del comité de las salinas del valle salado de Añana (Álava), éstos no son cultivos. También lo consiguieron un sistema agrosilvopastoril en Barroso (Portugal) y el sistema de islas artificiales de las "chinampas" de Ciudad de México y basadas en la transmisión oral de técnicas tradicionales utilizadas ya por los aztecas, así como otros sitios de China, Egipto, Japón, Corea del Sur y Sri Lanka. Ayer se incorporaron 14 nuevos a la lista de 50 lugares repartidos en 20 países.

El subsecretario español de Agricultura, Jaime Haddad destacó el "enorme respeto" que existe en España por las tradiciones, la biodiversidad y los paisajes agrícolas. Sobre el Sipam dijo que es un "instrumento para preservar y garantizar el futuro de estos sistemas agrícolas particulares que proporcionan una combinación de servicios sociales, culturales, ecológicos y económicos para la humanidad".

Al respecto, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural subrayó que el reconocimiento de la uva pasa moscatel supone un "impulso decisivo" a un cultivo tradicional "muy ligado a la tierra, al paisaje y que es garante de biodiversidad y sostenibilidad social y económica". Sánchez Haro definió la acreditación de "merecida y justa". "Supone un fuerte espaldarazo a un sector del que viven unas 2.000 familias en la comarca y que mantiene la esencia de lo que es nuestra agricultura tradicional", comentó al tiempo que espera que "que además sirva para mejorar las producciones, rentabilizarlas y ponerlas en el mercado".

La delegación malagueña estaba integrada por los alcaldes de Moclinejo, El Borge, Almáchar, Iznate y La Viñuela; el vicepresidente de la Diputación Provincial de Málaga, miembros de la Asociación Moscatel y del Consejo Regulador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios