Plaza y las manos a las orejas

  • El técnico del Unicaja se dirigió al público después de que se forzara la prórroga

  • Fue recibido con pitos en la presentación del equipo ante el Zalgiris

Joan Plaza se dirige a la afición tras forzar la prórroga. Joan Plaza se dirige a la afición tras forzar la prórroga.

Joan Plaza se dirige a la afición tras forzar la prórroga. / Movistar

Sólo Joan Plaza sabe por qué hizo ese gesto cuando el Unicaja remontó 20 puntos en menos de 15 minutos para llevar a la prórroga el increíble partido ante el Zalgiris. Si fue una manera de reclamar ruido o si tenía grabado los pitos en la presentación del equipo.

El caso es que Plaza, normalmente comedido en sus gestos, se llevó las manos a las orejas después de que McCallum empatara y el triple lejano de Kevin Pangos no encontrara canasta. El Unicaja perdía 36-56 mediado el tercer cuarto, había pitos, y había forzado la prórroga (72-72) tras una remontada tremenda con una demostración de casta cuando no llegaba el baloncesto.

No atraviesa el mejor momento la relación del técnico del Unicaja con el público del Carpena. En los últimos partidos ha habido una apreciable pitada cuando su nombre era anunciado en la presentación. Fue evidente ante el Zalgiris. Son cinco años ya de relación y es normal que haya altibajos en ella. Normalmente se le ha mostrado mucho cariño después de revertir una tendencia a la baja del club y se le ha agradecido su trabajo, pero ahora hay divergencias.

No obstante, el equipo está en balance negativo en Euroliga (3-4) e igualado en ACB (4-4).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios