Andalucía

El Gobierno sólo reformará la ley de Memoria Histórica si hay “unanimidad”

  • Vox recuerda que el mantenimiento de la norma supone un “quebrantamiento” de su pacto con el PP

Patricia del Pozo con el presidente Moreno Patricia del Pozo con el presidente Moreno

Patricia del Pozo con el presidente Moreno / Efe (Sevilla)

La reforma de la ley de Memoria Histórica y Democrática va camino del bloqueo, pese a que la intención del nuevo Gobierno de PP y Ciudadanos de convertirla en una ley de Concordia. La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, es quien detenta las competencias y este miércoles se ha estrenado en su comisión parlamentaria, donde ha dejado claras dos cosas: que cumplirá a rajatabla la norma y que, para reformarla, aspira a lograr la “unanimidad” en la Cámara.

Del Pozo tendrá que afanarse, aunque en comisión ha instado a los grupos a buscar un consenso que, actualmente, se circunscribe a PP y Ciudadanos. El aliado parlamentario del nuevo Ejecutivo, Vox, no está en absoluto satisfecho con la idea de cambiar la Dirección General de Memoria Democrática por un Comisionado para la Concordia.

El diputado de la formación en la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico, Benito Morillo, ha recordado que asumir la polémica ley supone un incumplimento del pacto firmado por PP y Vox que permitió la investidura de Juanma Moreno.

Según Morillo, no hay que dividir a los ciudadanos sino “homenajear a todos los que lucharon por España”, ha dicho antes de afirmar que “ningún Parlamento está legitimado para definir el pasado”. Esa postura no casa con la que han mostrado PP y Ciudadanos hasta ahora y, de hecho, Vox echa en falta mayor contundencia para acabar con las políticas de memoria.

Del Pozo no encontrará, de momento, a un aliado en Vox en su búsqueda de consenso. Tampoco en PSOE y Adelante Andalucía, quienes en marzo de 2017 aprobaron la mencionada Ley de Memoria Democrática de Andalucía. “Soy una ferviente partidaria de la reconciliación”, ha explicado la consejera de Cultura y Patrimonio, que defendió las políticas de recuperación de represaliados en la Guerra Civil y el franquismo antes de pedir, de nuevo, a los grupos un acuerdo para “mejorar” la norma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios