barcelona lassa-unicaja

"Competimos bien"

  • Joan Plaza se trae de vuelta los aspectos positivos que invitan a un cambio: "El público nos pide no bajar los brazos y lo hicimos", aseguró satisfecho

Joan Plaza compareció sin dejar filtrar muchas emociones. Su equipo ofreció dos caras diferentes en cada parte, una inesperada y solvente, otra más a merced del talento del Barcelona. Ponderaba el catalán lo mejor los suyos, que necesitaban rearmar el cajón de la confianza tras los últimos encuentros, algunos de ellos bochornosos. Si algo pretende que fuera el choque del Palau, es un punto de inflexión. "Queremos seguir en esta línea. Vienen semanas duras en las que hay que sacar el carácter y las señas de identidad. El público lo que nos pide es que no bajemos los brazos y compitamos y creo que lo hemos hecho. Ojalá haya un antes y un después de este partido", deseó en voz alta .

El técnico cajista siempre sorprende con alguna frase llamativa o tira de filosofía para hacerse entender. En esos términos puso un curioso ejemplo para ahondar en esa línea de crecimiento que espera cuanto antes y que él ya le puso como kilómetro 0 el encuentro contra el CAI del próximo domingo, pese a que el jueves hay viaje a Zagreb: "Nos equivocamos desde la base de la buena fe. Lo que hacemos es por el bien del equipo y no siempre salen las cosas como uno quiere. El otro día hicimos hablar a un fisioterapeuta que lleva 20 años en el club en un tiempo muerto para que dijera a los jugadores lo que la gente espera de nosotros".

Poco tiempo empleó analizando el encuentro, cuya primera parte le dejó bastante satisfecho y en la que atisbó detalles para una pronta reacción. De hecho, antes de todo quiso dar un reconocimiento individual, seguramente un gesto de cariño hacia sus jugadores, que ayer dieron un paso al frente en cuestión de responsabilidad y también anímica. "La primera cuestión que quiero resaltar es que felicito públicamente a Kuzminskas y Nedovic, que no habían podido entrenar en los últimos días y nos han ayudado, hay que agradecerlo. No es todo azul o negro. Agradezco que pongan en riesgo su salud por un objetivo", comentó el entrenador del Unicaja, quien en su balance se resignó a cómo el Barcelona impuso su calidad para darle la vuelta al electrónico: "De la misma manera que en la primera mitad sólo perdimos tres balones, en la segunda perdimos diez. Llegábamos a puntear más tarde los tiros y permitimos lanzamientos más fáciles. Hemos tenido un buen porcentaje en tiros de dos, en libres, hemos ganado en asistencias y rebote... Pero la calidad del perímetro del Barcelona es la que ha decidido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios