Tenis

Alejandro Davidovich supera a Fucsovics en cinco sets y está en tercera ronda en el US Open

  • El malagueño saca adelante un durísimo partido resuelto en el súper tie break y jugará con el colombiano Daniel Galán para estar en octavos de final

  • Las fotos del partido

Las fotos del Davidovich-Fucsovics

Las fotos del Davidovich-Fucsovics / Efe

Alejandro Davidovich consiguió un trabajadísimo y duro triunfo en la segunda ronda del US Open ante el húngaro Marton Fucsovics. Más de cuatro horas de partido en la ruidosa pista número 12 de Flushing Meadows para ganar por 7-6 (3), 5-7, 3-6, 6-0 y 7-6 (3). Entre gritos de "Foki, Foki" y "Let's go Alex", el vehemente público neoyorquino asistió al triunfo del malagueño para colarse en la tercera ronda, donde espera el colombiano Daniel Galán, número 94 del mundo, al que hay que respetar porque en primera ronda ganó a Tsitsipas (6-0, 6-1, 3-6 y 7-5), el teórico coco de esta parte del cuadro, y al australiano Jordan Thompson por 6-3, 2-6, 3-6, 6-4 y 6-3. Viene de ganar tres partidos en la fase previa también, por lo que tiene rodaje, pero también puede acusar algo de cansancio.

El partido de Davidovich fue muy serio salvo un tramo del segundo set y del tercero. Servía para hacerse con la segunda manga tras haber ganado la primera manga en el tie break. Sin bolas de rotura para ninguno, ganó seis puntos seguidos en el desempate para conquistarla por 7-3. Rompió en el primer juego de la segunda y aguantó hasta tener 5-4 y el servicio, pero ahí le temblaron las piernas. Eran las primeras bolas de break que concedía en todo el partido. Es algo que el malagueño se afana por mejorar, pero hay momentos concretos en los que no maneja la presión para rematar. Y perdió dos saques seguidos para entregar por 7-5.

En la tercera también arrancó el de Rincón de la Victoria con un break, sin continuidad posterior. Fueron los peores momentos de Davidovich, que daba síntomas de desesperación durante los últimos juegos. Es algo en lo que sí mejora el malagueño, en la pelea tras reveses. Y la respuesta fue tremenda, con un 6-0 para no dar oportunidad al húngaro, que como él, en su día, fue campeón de Wimbledon junior. Sin un talento rebosante pero con un físico espectacular y una derecha que era un martillo, Fucsovics se reenchufó en el quinto set, en el que Davidovich apretó y tuvo varias bolas de break sin concretar. Salvó una delicada con 5-5 para mantener el servicio. 

Y en el súper tie break Davidovich jugó con maestría, noqueando a Fucsovics. Dos aces para acabar y 10-3, con superioridad en un momento de máxima tensión. Pareció acabar como un toro el malagueño físicamente, algo que puede ser definitivo en la tercera. La primera vez que Davidovich jugó en la segunda semana de un grand slam fue en Nueva York, en 2020. Tiene la oportunidad de repetirlo esta vez ante Galán, un rival asequible para esta altura del torneo. Es ya el grand slam en el que el malagueño ha llegado más lejos en 2022. Pero tiene hambre de más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios