Fútbol

Granero: "La mirada está en que el Marbella acabe en Primera"

  • El futbolista madrileño explica los motivos por los que eligió el proyecto marbellí: "Es una ilusión muy grande la que está despertando este proyecto"

Granero, con su mascarilla en las instalaciones del Marbella FC. Granero, con su mascarilla en las instalaciones del Marbella FC.

Granero, con su mascarilla en las instalaciones del Marbella FC. / Marbella FC

Esteban Granero es la bandera icónica de este Marbella que sueña en grande. Un futbolista que ha jugado Champions, que ha ganado títulos y que pasó de estar en la Europa League con el Espanyol a hacerlo en Segunda B. En el programa El Transistor de Onda Cero, el madrileño ahondó en los motivos de ese salto hacia abajo y en las posibilidades que tiene el club, que no pudo ascender a Segunda tras quedar eliminado en la liguilla pero que no ha perdido la ambición.

"Tengo 33 años y todavía me queda cuerda. Estoy convencido de que, en un largo camino, la mirada está puesta en que el Marbella esté en Primera. Primero hay que subir a Segunda. Hay que dar pequeños pasos, pero hacia adelante. El convencimiento mío es ese. Si no, no estaría aquí", decía Granero, que llegó de la mano de Óscar Ribot y la empresa Best of You al club blanquillo: "Son cuestiones del mercado. Óscar está al frente, ha traído mucha ilusión a Marbella. Desde que ha entrado en el club su empresa han cambiado muchas cosas, se ha evolucionado mucho, la gente se ha enganchado a la ilusión de ir hacia arriba. La buena gestión deportiva tiene su impacto en el rendimiento. Óscar es la principal razón por la que estoy aquí. Se ha presentado un proyecto de estadio, aprobado y presentado públicamente. Tiene varias fases, la última cubierto completamente. Un estadio de última generación, con hotel, centro comercial... Hay que soportarlo en el marco deportivo subiendo escalones. Es una ilusión muy grande la que está despertando en Marbella. Es una cosa que ha generado impacto, es la línea de ambición, de soñar en grande, que continúa el club".

"Vine con vértigo pero sin dudas. Cada uno tiene su prisma de ver el fútbol. Es mi pasión y mi vida, pero dentro de las prioridades uno necesita incomodarse o buscar los retos que le puedan hacer sentir bien como futbolista o persona, aunque a veces no encajan con los valores o el ideario general. Pero estaba muy convencido pese a que daba vértigo saltar hacia abajo", afirmaba el centrocampista sobre su salto a Segunda B desde Primera: "Son campos diferentes. Aunque el fútbol tiene unas reglas generales que se conservan en Segunda B y uno intenta sacar ventaja de manera muy parecida a lo que hacía en Primera. Pienso que no es tan diferente, hay jugadores y entrenadores muy buenos en esta categoría y todos competimos con las mismas armas, hay equipos muy preparados. Uno aprende que el fútbol es amplio y hay gente buena en todos los sitios".

"He salido por la noche, no mucho, he sido más diurno. La carrera de Psicología no la acabé, me quedan asignaturas. Soy una persona que necesita estar ocupada. Tengo mis inquietudes, tenía unas ideas que crecieron y se desarrollaron. No quiero servir de ejemplo para nadie, de que hay que estudiar. Hay que ocupar el tiempo en lo que a uno le apasiona. A otros les gustan los videojuegos, pasear... He conseguido lo que soñé, en mi carrera me he ido encontrando con situaciones inesperadas. Cuando juego con el Castilla en Castalia en el primer partido de Liga era hacerlo en Castellón, con el campo lleno, sentí que cumplía. Debuté en Primera, mi primer partido en el Bernabéu con el Getafe, aquel partido famoso de Pepe y Casquero. Me gusta sentirme parte de una ambición y un proyecto, es una especie de droga sana, no quiero dejarlo y el día que lo deje no será algo traumático".

Con su empresa Olocip, de inteligencia artificial y gestión de datos, Granero intenta explicar y hacer predicciones: "No es lo mismo el rendimiento de un jugador en un contexto diferente que el que ha tenido, se estudia de forma matemática. Falla mucho menos que suponer que lo que ha hecho el año pasado es lo que va a suceder en otro contexto. Por ejemplo, James Rodríguez en la Premier. Es un caso muy concreto. Jugador colombiano de ciertas características, cierta trayectoria, no puedes pensar que va a tener el mismo rendimiento. Somos más de 20, la mayoría científicos, ingenieros informáticos y doctores en inteligencia artificial. Da servicio a clubes de fútbol y baloncesto, también en tenis, trabajamos en el sector turístico, financiero, seguros... Lo que más nos piden es una cosa muy básica es estructurar los datos y predicción de rendimiento en los clubes de fútbol".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios