Atletismo | Maratón de Málaga

Los nietos de Bikila

  • El etíope Lemi Dumecha bate la mejor marca de la prueba y deja el tope en 2:11.07

  • Alemu Meseret se impone en la categoría femenina

Los corredores, al paso por el Paseo de los Curas. Los corredores, al paso por el Paseo de los Curas.

Los corredores, al paso por el Paseo de los Curas. / Marilú Báez

Desde que en los Juegos de Roma’60 Abebe Bikila ganara el maratón, primer oro africano en la historia olímpica, pasando descalzo bajo el Arco de Constantino, Etiopía es una de las patas en las que se asienta el fondo mundial del atletismo. La rivalidad con Kenia, nacida un poco más tarde, tiene puntos de fricción casi en cada prueba de larga distancia en cualquier punto del mundo. Por ejemplo, Málaga, lejos del cuerno africano donde nacen los mejores fondistas del universo.

Los nombres de Lemi Dumecha y Alemu Meseret, los nietos de Bikila, entraron en la incipiente historia del maratón malagueño, que cumple ediciones a medida que crece. 5.000 participantes (1.500 en la novedosa Media). Dumecha ganó una interesante prueba masculina en la que adelantó a los tres kenianos con los que compartió la cabeza hasta el kilómetro final. El señuelo del récord de la prueba (2:13.10 hasta esta edición) era jugoso y Dumecha, que no habla lengua más idioma que su lengua vernácula y se comunica por señas con sus agentes, demolió con un cambio de ritmo a Eliud Kibet, quien más aguantó. Acabó entrando, literalmente, a gatas en la meta tras caer preso de llevar su cuerpo al límite. Le adelantaron sus compatriotas Moses Mbugua y Emmanuel Kibet, que completaron el podio con respectivas marcas de 2:11.22 y 2:11.24. Eliud Kibet hizo 2:11.25. El ritmo de la liebre, Assane Ahouchar, acabó quinto, rebajando también el récord anterior (2:12.55).

Igualmente, la carrera femenina también tuvo alternativas. La referencia del récord (2:31.55), también el objetivo claro, estuvo bajo control, hasta cuatro minutos por debajo por el ritmo que llevaba la keniana Sofia Jebiwott, que sufrió un pinchazo pasado el kilómetro 30. Le pasarían hasta cuatro corredoras y llegó desde atrás Alemu Meseret para acabar en 2:32.20, a menos de medio minuto del récord. Tanto Meseret como Jebiwott son corredoras en edad junior, por debajo de los 20 años. Da idea del potencial y de la cantidad de corredoras que existe en África.

El podio femenino lo completaron otra etíope, Beshadu Bekele y la noruega Runa Skrove, que entró fundida en la meta y debió ser asistida con una silla de ruedas. 2:33.16 y 2:33.52 fueron sus registros.

El crecimiento del Maratón de Málaga, a decir de los especialistas en el mundillo, pasa por ensanchar la base de participantes y por mejorar la calidad de las marcas en un recorrido propicio. Se apostó por bajar los topes de la prueba en esta novena edición de la Maratón con corredores africanos de cierto postín y se consiguió el objetivo. Una mañana soleada con una temperatura excelente sirvió de marco para una carrera que sigue dando pasos para consolidarse como una de las mejores del país. La revista especializada Runner’s ya le coloca entre las seis mejores maratones de España junto a Valencia, Madrid, Barcelona, Sevilla y San Sebastián.

El potencial de la prueba se observa en un vistazo de la nacionalidad de los corredores. Dos atletas de Liechtenstein realizan series sorteando obstáculo por la Alameda. Un belga de origen africano porta una camiseta que dice “Yo corro por el clima”. Un alemán, Jens Nerkamp, es el primer atleta europeo en cruzar la meta, undécimo con 2:22.50. Un atleta corre mientras utiliza dos raquetas y una pelota de tenis, varios admirables octogenarios van delante del coche escoba... Estampas variopintas, como otro participante que porta una bandera de España bastante grande durante todo el recorrido.

Se mezclan corredores de la Media y la maratón completa, algo que no acaba de gustar a los puristas, pero fue una vía que se abrió para aumentar los recursos económicos. La dimensión de los principales patrocinadores (Zurich, PayPal, Unicaja, Helios, Renault...) da síntomas de que se va por el buen camino para entrar en la etiqueta bronce del circuito de maratones a nivel mundial, distintivo de calidad. Se deben cumplir varios requisitos, uno la calidad de las marcas, de ahí que se apostara por atletas con nivel en la simbólica frontera de las 2 horas y 10 minutos. Otros parámetros son la calidad de los avituallamientos, el uso de liebres, un circuito cerrado al tráfico, pantallas gigantes donde se retransmita la prueba... Málaga se postula y qué mejor manera que con victorias de corredores etíopes, los nietos del legendario Abebe Bikila.

Consulte aquí los resultados de la carrera

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios