María de Valdés | Mundial de Corea María de Valdés pone fin a su espera

  • La nadadora malagueña se estrenará esta madrugada en el Mundial de Corea

  • La prueba que encarará será los cinco kilómetros de aguas abiertas 

María de Valdés, durante una prueba María de Valdés, durante una prueba

María de Valdés, durante una prueba / @mariadevaldes

El Mundial de Corea será la segunda cita universal absoluta que María de Valdés encarará a sus 20 años. Junto a Paula Ruiz, la nadadora de Fuengirola constituye las brazadas malagueñas en el país asiático. Ambas competirán en la prueba de los cinco kilómetros, la que será la segunda aparición de Paula en el Mundial, pero la primera y única prueba que María saboree. “Tengo muchas ganas de nadar la prueba y hacerlo lo mejor posible”, comentaba ilusionada.

La preparación, que la armada española realizó en la ciudad japonesa de Yamaguchi, facilitó el proceso de adaptación de María. “Estuvimos allí una semana entrenando [Yamaguchi] y al llegar aquí a Corea fue más fácil de asimilar. Teníamos el horario controlado y podíamos estar más tranquilos. Los entrenamientos aquí [Corea] ya están siendo de puesta a punto. La intensidad ya va bajando. Es cuestión de pulir pequeños detalles que quedan antes de la prueba”, reveló la nadadora fuengiroleña.

Las sensaciones con las que se está topando, la invitan a creer que puede estar luchando con las mejores en la prueba: "Me estoy encontrando muy fuerte y anímicamente estoy también muy bien. Con todos los entrenamientos que hemos hecho durante todo el año y la preparación, creo que puedo estar arriba, pero también depende mucho de las condiciones que se den ese día. Tengo esa motivación de esta arriba con las mejores”.

Confiesa que no le gusta afrontar la prueba con una estrategia preestablecida, opta por ir adaptándose a los condicionantes que le vayan surgiendo: “Ahora a medida que voy cogiendo más experiencia en aguas abiertas, prefiero dejarme llevar más en la prueba y que salga lo que tenga que salir. Si me marco un objetivo y en ese momento de la prueba no me sale, me agobio y lo paso mal. Me puedo poner más nerviosa y no me gusta tener algo planeado”, se sincera. Los años han cambiado a la nadadora y a su forma de desenvolverse en este deporte, caracterizado por la imprevisibilidad: “Es verdad que antes cuando era más pequeña me gustaba tener todo bien planificado y estructurado, pero me he dado cuenta de que cuando no me salía para mi era peor. Entonces, me he puesto esa meta y cuando llegue la prueba con las condiciones que sean, las nadaré de una forma o de otra y me dejaré llevar dependiendo de cómo vaya saliendo todo”.

María confía en estos meses de preparación y elude cualquier presión que pueda derivar de su posición final en la prueba: “Me gusta afrontarlo siempre sin ninguna presión, siempre intento estar bien tanto mental como físicamente para así poder estar segura de todo lo que he trabajado esta temporada”.

Además, tiene opinión sobre la actuación de su compañera y amiga Paula Ruiz, quien quedó 23ª en los 10 kilómetros: “Salió bastante decidida y con muchas ganas. Lo hizo bastante bien y pudo aguantar muy bien. Está físicamente muy fuerte para este campeonato. Es una rival bastante dura para la prueba, pero voy a hacerlo lo mejor posible". 

La prueba tendrá lugar esta madrugada a partir de la 1:00 hora española. El escenario será el Yoesu Ocean Park y podrá ser seguido por Teledeporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios