Ciclismo

Oro europeo para Natalia Fischer

Natalia Fischer, con las otras medallistas en el podio.

Natalia Fischer, con las otras medallistas en el podio. / EHC

La malagueña Natalia Fischer volvió a proclamarse campeona de Europa de XCO, la distancia maratón de la mountain bike. Gesta de la esteponera, que había tenido problemas hace un par de meses en su preparación porque el covid le había pegado duro mientras preparaba también su transformación a la distancia olímpica, más corta y explosiva con el reto de estar en París'24. Pero no ha dejado de preparar el gran fondo, donde ya el año pasado fue oro europeo y bronce continental, la especialidad en la que más destaca.

La defensa se producía en la Malevil Cup, que se disputaba en la localidad de Jablonné v Podjestedi, en el distrito de Liberec de la República Checa. La carrera transcurría sobre 90 kilómetros, con un desnivel acumulado de 1.982 metros y un pico máximo de 725 metros de altitud sobre el nivel del mar. Había más de 40 inscritas, con un elenco de máximo nivel de participantes. Pero a todas las competidoras dominó Natalia Fischer.

La malagueña marcó distancias después del primer tercio de carrera. Al paso por el kilómetro 28 ya iba destacada junto a la suiza Janina Wust, marcando 20 segundos de renta sobre las italianas Claudia Peretti y Sandra Mairhofer más la polaca Aleksandra Andrzejewska. Entre ellas pasaron a jugarse las medallas.

Ya en el segundo tercio de carrera Fischer se marchó en solitario. Wust no pudo seguir el ritmo de la malagueña, que este año fichó por el mejor equipo español, el BH Templo Café. En el punto kilómetrico 63 ya tenía a casi dos minutos a su rival. Y no desfalleció la malagueña, que completaba el recorrido con un tiempo 4 horas, nueve minutos y siete segundos, por los 4:14.06 de Wust y los 4:16.51 de Claudia Peretti, que se alzaría con la medalla de bronce.

"Super contenta, venía con muchas dudas, he pasado el Covid y una caída en la clavícula y he venido con muchas dudas, pero he sacado esa rabia que tenía dentro de mí, he dado todo y agradezco esta victoria al equipo, al entrenador, a mis padres y a la gente que más me quiere", eran las primeras palabras de la de Estepona. Un gran éxito de la corredoras malagueña, que ve reforzado su trabajo pese a que la preparación no fue la ideal. Mientras, también sigue la metamorfosis para la adaptación a la distancia olímpica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios