Atletismo | Campo a través Ouassim Oumaiz es algo muy serio

  • El nerjeño (19 años) se proclama campeón de España absoluto de campo a través en Cáceres y saca el billete para el Mundial de Aarhus (Dinamarca), que se disputa el 30 de marzo

Ouassim Oumaiz entra en la meta de Cáceres. Ouassim Oumaiz entra en la meta de Cáceres.

Ouassim Oumaiz entra en la meta de Cáceres. / @rfea

Ouassim Oumaiz Errouch (Nerja, 1999) cumplirá el 30 de marzo 20 años. Es ya campeón de España absoluto de campo a través. Era el más joven de los participantes en el Nacional, unos 150, previsto sobre 10.050 metros en Cáceres. Dominó a su antojo, con la superioridad de los elegidos. Con una zancada elegante y cadenciosa, controló y apretó en los repechos para hacer sufrir a la élite del cross español. En la última vuelta, ajustició uno a uno a sus rivales con una facilidad insultante para romper la cinta en primer lugar.

Oumaiz renunció a participar en la carrera sub 23, la que le corresponde por edad, porque quería obtener una plaza para el Mundial de Aarhus (Dinamarca 30 de marzo, justo el día de su 20º cumpleaños), donde no existe esa categoría. Ganó con una autoridad tremenda y sacó el billete para una cita universal. En la retransmisión de Teledeporte se apuntaba un dato revelador. Desde el histórico Mariano Haro no ganaba un atleta sucesivamente en junior y absoluto, años 1961 y 1962. Oumaiz lo reeditó.

"Soy primer año sub 23, sabía que iba a estar entre los tres primeros, he entrenado demasiado duro, contento por haber hecho algo histórico, haber ganado un absoluto siendo sub 23. Muy contento. Para rematar una gran temporada de invierno, vamos al Mundial. Ahora a seguir enfocado, que esto no termina", decía nada más acabar la prueba un descarado Oumaiz.

Había avisado Oumaiz en diciembre, cuando saltó a los titulares por tutear a la estrella emergente del atletismo europeo, Jakob Ingebrigtsen, en el continental sub 20. Fue subcampeón, pero exigió al crack noruego. Posteriores actuaciones en Atapuerca, Amorebieta y Linares constataban de que iba muy en serio. En Cáceres dejó boquiabierto al mundillo del atletismo, que intuye el nacimiento de un atleta de calidad superior.

"Hay que aprovechar el estado de forma cuando se tiene, da igual que tengas 24 años o 19. La vida de un atleta es corta. Este año he dejado la pista cubierta porque quería estar en el Mundial de cross y no me dan miedo los kenianos. Soy amigo de (Jacob) Kiplimo, que es el mejor del mundo porque lo ha ganado todo y seguramente va a ganar también el Mundial", advertía en Efe tras la prueba.

Cuando empiece la temporada en pista se centrará en la distancia de 5.000 metros con miras a los Europeos sub-23, que se disputarán del 11 al 14 de julio en Gavle (Suecia). "Quiero correr el 5.000 en el Europeo y si luego puedo estar también en el Mundial absoluto de Doha, pues mejor, lo intentaré. Por el momento mi prueba es el 5.000, aunque más adelante quiero hacer el 1.500. Estoy bien en ritmos largos, pero todavía no tengo sprint para esta distancia, me falta mucho trabajo", reconoció.

Oumaiz es hijo de Abderrahim, asentado desde finales del siglo pasado en Nerja y ahora camarero en el famoso chiringuito del Ayo. Atleta fondista que aún compite en categoría veterano, legó sus genes a Ouassim, que avisa desde niño de su enorme potencial. También su madre, Nadia, corre con Las Trotas, grupo de veteranas del Club Nerja. Desde hace un par de años está en Madrid, tutelado por Antonio Serrano, antiguo atleta que ahora dirige uno de los grupos de élite en el atletismo español. Se ejercita con Adel Mechaal y no tiene mal referente atlético, Hicham El Guerrouj.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios