Atletismo

Ouassim Oumaiz se concentra en Sudáfrica

  • El malagueño supera la decepción del Mundial de cross en una estadía de dos semanas con parte de la élite del mediofondo español

Ouassim Oumaiz, en Sudáfrica con el grupo de entrenamiento. Ouassim Oumaiz, en Sudáfrica con el grupo de entrenamiento.

Ouassim Oumaiz, en Sudáfrica con el grupo de entrenamiento.

Ouassim Oumaiz no ha tenido mucho tiempo para masticar su decepción en el Mundial de cross de Lisboa. Un circuito durísimo no le fue bien al nerjeño, que había despertado unas expectativas tremendas justificadas por su victoria en Atapuerca y su cuarto puesto en Soria en las semanas previas. 40 paisanos viajaron, incluso, desde Nerja en autobús para verle en acción.

Fueron ambiciosos Oumaiz y su entrenador, Antonio Serrano, apuntando a la categoría senior antes que competir por una más asequible medalla en la categoría sub 23, en la que puede correr hasta 2021. Pero los entrenamientos y las competiciones daban indicios de que podía hacer algo gordo en la máxima categoría. No obstante, es sólo un revés en una progresión clara. Ha vuelto a gran nivel el malagueño después de estar medio año parado por una fractura por estrés en el sacro.

El propio nerjeño ejemplificaba a través de las redes que había tenido una decepción en Portugal a través de un mensaje. "Desde pequeño no me gustaba perder, quien me conoce sabe lo competitivo que soy y lo mucho que la derrota me estremece, pero perder es parte de la vida de un atleta, nos hace crecer, nos hace mejor, me gustan los retos y éste era uno de ellos y lo será el próximo año. Puedo decir que es el momento más triste de mi carrera, sabía que tenía condiciones de estar más allá pero no fue esta vez. Difícil de encontrar fuerzas en estos momentos, pero siempre después de la noche viene el amanecer. Dar gracias a mi familia, amigos, mi entrenador, grupo y todas aquellas personas por el apoyo recibido", decía el nerjeño.

Pero no hay tiempo para lamentos. El mismo domingo por la noche, Ouassim Oumaiz se montó en un avión rumbo a Sudáfrica junto a otros mediofondistas del panorama nacional para una concentración de calidad que durará dos semanas, buscando el buen tiempo de la primavera, casi verano, austral. Tendrá un grupo de entrenamiento de alto nivel al lado, con internacionales de la élite del atletismo español, como Marc Alcalá, Daniel Andújar, Marta Pérez, Zoya Naumov, Ignacio Fontes y Pablo Sánchez-Valladares.

Por delante, Ouassim tiene el cross de Itálica, el próximo domingo 19 de enero, y está por decidir si hace alguna incursión en la pista cubierta o mira ya al verano. La vista está puesta en el aire libre, en intentar conseguir una muy exigente mínima en los 5.000 metros para acudir a los Juegos Olímpicos. 13:13.50 es la cifra pedida. Sólo 17 atletas españoles han bajado de esa cifra en la historia, da idea de lo que se pide. El último que lo consiguió fue en 2016. La mejor marca del malagueño en la distancia data de 2017 y es de 14:56.19. Su nivel actual es mucho mayor y lo lógico es que la rebaje la primera vez que corra por bastante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios