El Rincón Fertilidad, en la Copa de la Reina Bendita rutina

  • El Rincón Fertilidad viaja con energía positiva a Barakaldo, donde mañana (12:30) debuta en la Copa ante el vigente campeón, el Gijón

El Rincón Fertilidad, antes de partir hacia la Copa de la Reina. El Rincón Fertilidad, antes de partir hacia la Copa de la Reina.

El Rincón Fertilidad, antes de partir hacia la Copa de la Reina. / M. H.

El crecimiento experimentado en el último lustro por el Rincón Fertilidad se ejemplifica en las víspera de la Copa de la Reina. Lo extraordinario se ha convertido en rutina, bendita rutina. El equipo bandera del deporte femenino malagueño se dispone a jugar su cuarta Copa consecutiva. La primera vez fue una locura, ahora es algo normal. Madrugada en carretera hacia Barakaldo para atravesar la Península y plantarse a la vera de Bilbao y medirse mañana (12:30 horas) al vigente campeón, el Liberbank Gijón, que conquistó el título en Ciudad Jardín el año pasado.

En la sede de Rincón Fertilidad en Rincón de la Victoria hay risas y energía positiva antes del viaje. Anima el cotarro Manolo Rincón, mecenas activo del deporte malagueño. Le siguen las gemelas López y se suma todo el grupo. Contemplan la escena Diego Carrasco y Pepa Moreno, entrenador y presidenta. “Antes era una ilusión participar, había que ir, aprovechar y ganar experiencia... Pero ahora es una responsabilidad y un objetivo de la temporada. Nos marcamos como mínimo las semifinales, que es lo que hicimos el año pasado. No vamos a renunciar a nada. El equipo está mentalizado para tres partidos. Yo digo que la competición que más me gusta es la Copa de la Reina. Te da el trofeo, te da jugar la Supercopa, entras directamente en la Challenge Cup, no tienes que jugar la previa de Copa el año que viene... Es la competición que más me gusta. Antes soñaba con jugar una Copa y ahora sueño con ganarla. Este club es ambicioso, tenemos que crecer cada año”, dice, ambicioso, Diego Carrasco. Tardó en llegar casi una década el regreso a la élite, hubo muchos sinsabores. Pero ahora se disfruta del mejor momento del club, el primero andaluz de balonmano que ha competido a nivel europeo.

“Llevamos sólo cinco años en Primera, parece que lleváramos 10 o 12 o casi toda la vida”, reflexiona Pepa Moreno, que en este proceso ha completado la metamorfosis de jugadora a presidente: “A nivel de club es positivo que nos acostumbremos a estar en la Copa. Es gracias al trabajo del club, al apoyo de Manolo Rincón tanto personal como el económico, que sin él no podríamos estar en la élite. También a Carmen Morales [histórica presidenta], que es como mi paño de lágrimas y me ayuda mucho. Mi día a día con Diego y Suso [segundo entrenador], que son fundamentales... Es el éxito, somos competitivos para tener una plantilla mejor cada año, para ser ambiciosos. El objetivo que tenemos es traer algún día el título a Málaga”.

“Es la cuarta Copa consecutiva. El listón está en semifinales. Sabemos de la dificultad que hay, que vamos a competir primero contra el actual campeón. Y, convencidos de que vamos a pasar a semifinales, nos encontraríamos con Bera Bera y Rocasa, que se están jugando la Liga y con el Rocasa que está aún en competición europea. Llegar a la final sería histórico por merecimientos. El equipo está concienciado para el primer partido, pero es capaz de jugar tres, está físicamente preparado para ello”, insiste un ambicioso Carrasco.

El Rincón era líder antes del parón de diciembre para el Europeo, pasado el primer cuarto de competición, pero desde entonces ha habido tramos irregulares. “Es verdad que la Liga no la llevamos bien en el tramo que hubo competición europea entre semana. En el momento que hemos tenido más tiempo para preparar, con jugadoras que estaban más cargadas de minutos que se han puesto al día físicamente y el resto han tenido más minutos, entonces el equipo está más compensado en todas las líneas. Pensando en Gijón, nuestro rival, tenemos más rotación de banquillo que ellas y es lo que nos puede dar ese juego rápido”, afirma Carrasco, que señala los puntos fuertes gijoneses: “Ha mejorado con experiencia. Juega con ocho jugadoras, apenas cambia ataque y defensa. En casa nos ganaron porque pusieron un juego muy lento, ese juego no nos viene bien y pecamos de no cambiarlo. Sabemos qué juego tenemos que hacerlo. Si podemos defender y salir al contraataque podemos hacerle daño”.

El balonmano tiene sus tiempos y, a diferencia de otros deportes, ya hay movimientos confirmados de jugadoras para la próxima temporada. El Rincón ya anunció fichajes y renovaciones y es sabida la marcha de jugadoras a otros clubes. “Quizá entre ellas, en sus pisos o en el vestuario, puede que hablen de ello. Si vienen dos laterales derechos o primeras líneas pueden pensar que ellas pueden salir, si viene Paula hay tres pivotes... Pero están centradas en la Copa de la Reina. Son conscientes de los que nos estamos jugando. Se ha respetado a jugadoras que están aquí y a jugadoras de otros clubes que están apalabradas con nosotros y van a formar parte del proyecto del año que viene”.

Y es que la pretensión es ésa, crecer, como asegura Pepa Moreno: “Queremos dar cada año un poco más, reforzar a los puestos que tenemos carencias, dar un salto más de calidad, intentar luchar por los títulos, por Liga, Copa o Challenge. Podemos aún meternos en la Challenge, eso condiciona un poco. Tras la Copa quedan cuatro finales, tenemos un calendario más a favor, ganas dos partidos y te metes, estamos a cuatro puntos de Europa. Seguramente podemos tener la invitación de EHF, pero igual quizá la aparcamos. Si tenemos el apoyo para ir a Europa con tranquilidad, como el que hemos tenido con Alhaurín de la Torre, que nos ha ayudado mucho. pero aumentado, pues vale. Pero tenemos que salir con el presupuesto de la Challenge cubierto y no tener esa incertidumbre. Si no llega ese apoyo, pues a luchar por Copa y Liga”. ¿Por qué no en Barakaldo este domingo?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios