Fútbol Sala

BeSoccer UMA Antequera: Radiografía de un descenso

  • Tete, segundo entrenador, hace una autocrítica colectiva antes de mandar un mensaje optimista: "Ya tenemos la cabeza puesta en un nuevo proyecto"

Tete, en una rueda de prensa. Tete, en una rueda de prensa.

Tete, en una rueda de prensa. / UMA Antequera

El BeSoccer UMA Antequera digiere el descenso a Segunda División tras una temporada en la mejor liga de fútbol sala del mundo. No se hacen dramas en el club, era una posibilidad real cuando se siguió apostando por gente joven tras el ascenso. Pero sí se hace una autocrítica.

El histórico Tete ha sido la cabeza visible del banquillo por el percance que alejó a Moli de la primera línea durante gran tramo de temporada. Estuvo al frente del equipo cuando se consumó en Valencia el descenso y hace un valioso ejercicio de sinceridad.

"Al final de temporada, las clasificaciones son justas. Si estamos últimos es por errores propios. No hay que mirar a ningún lado ni excusarse en nada, hay que ser autocríticos y reflexionar sobre lo que nos hemos equivocado. Desde el cuerpo técnico nos hemos equivocado, los jugadores también... Todos nos equivocamos", admitía con franqueza el malagueño.

"Si hemos descendido es que no hemos hecho bien las cosas", proseguía Tete: "Sí es cierto que el equipo es capaz de jugar a un gran nivel contra cualquier equipo de la Liga, lo hemos demostrado. Pero la falta de experiencia nos ha marcado. Al igual que hace tres años, ha sido un lastre demasiado grande. Si haces una clasificación del número de temporadas de los jugadores en Primera División, estamos en la cola y es un hándicap. Empieza la temporada y sales con mucha ilusión, jugamos de tú a tú a Osasuna o Jaén y te ilusionas. Pero las jornadas van pasando y te ponen en tu lugar".

No obstante, Tete cree que, pese a las limitaciones, no se llegó al tope de rendimiento propio: "Creo que podríamos haber hecho un poquito más, con un poco de suerte podríamos estar con muchas posibilidades de salvarnos. Se nos escaparon partidos en casa ante Valdepeñas o Zaragoza que, si hubieran caído, hubiéramos llegado con opciones y dependiendo de nosotros".

"La nota final es un suspenso", admite sin remilgos Tete, que intenta extraer lo positivo y mandar un mensaje optimista: "Otro año más hemos aprendido cosas que no se deben hacer y que tenemos que tener presentes si volvemos. Ya tenemos la cabeza puesta en un nuevo proyecto en Segunda División e intentar con toda la ilusión y humildad del mundo volver a la máxima categoría. Si lo hicimos dos veces, ¿por qué no tres?".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios