Suspensión del Manilva-Tiro Pichón alevín El Manilva se defiende: "Es rotundamente falso"

  • Según la versión del club manilveño, lo único que hubo en la grada fue un grito de 'árbitro, qué malo eres, anda vas y te pelas' y que, tras ello, el árbitro suspendió el encuentro

  • El colegiado asegura que temió por su integridad

Imagen del campo de fútbol de Las Viñas. Imagen del campo de fútbol de Las Viñas.

Imagen del campo de fútbol de Las Viñas.

Este viernes se suspendió un partido de fútbol base alevín que se disputaba en Manilva. Según refería el colegiado del partido, en el duelo grupo 2 de Tercera Alevín, disputado en el campo de Las Viñas entre C.D Unión Manilva C.F. y el Club Deportivo Tiro de Pichón B de la capital malagueña, un padre de un jugador del equipo local entró en el campo y le amenazó. El árbitro entonces suspendió el partido al entender que no tenía garantías de seguridad.

En el seno de Manilva ha causado estupor la reacción del árbitro, la suspensión del partido y la redacción del acta. Manuel Fernández, delegado del Manilva, se puso en contacto con Málaga Hoy para ofrecer la versión del club sobre lo que pasó. "Es todo falso, rotundamente falso, de la primera a la última letra de lo que dice el colegiado. Lo único que es verdadero es que suspendió el partido. Y lo suspende porque la frase textual que vino desde la grada fue 'árbitro, qué malo eres, anda vas y te pelas'. Es la frase que se escuchó en el campo. El partido se jugaba con la típica tensión entre niños, normal y corriente. No pasaba nada extraño", explicaba el delegado del equipo manilveño.

"Fue muy raro, jugamos con absoluta normalidad la primera parte, diría que el arbitraje era perfecto", prosigue su relato Manuel Fernández: "Nos vamos al descanso y no sé qué pasó al vestuario, el árbitro estaba muy alterado de manera sobremedida, no venía a cuento por lo que se estaba viendo. Que un niño le diga a otro "cabezón" o "qué malo eres" pues sí, pero en ningún momento hubo ningún insulto... Que son niños de 10-11 años, no son cadetes o juveniles. Incluso en las gradas, a veces ves cierta tensión, pero esta vez para nada, absoluta tranquilidad. Expulsa a un jugador nuestro y cometió un error, porque debe entrar otro y no lo permitía. Yo se lo comuniqué y hasta el compañero del Tiro vino y dijo que no podía jugar el rival con uno menos. Entonces, desde una de las gradas sale esa frase de 'árbitro qué malo eres, ahora vas y te pelas'. Y entonces empezó 'que me voy, que me voy'. Dice él que vino la Policía Nacional y es falso, en Manilva no hay. Vino una pareja de policías locales, que al ver la absoluta normalidad que había habló con el árbitro. Les decía que estaba muy alterado, que temía por su vida. Esa tensión que estaba relatando no la hubo en ningún momento".

"Nos ha indignado de absoluta la que se está montando...", continuaba el delegado manilveño: "Tomaremos medidas necesarias, tenemos el respaldo del Tiro, para que se haga lo que se tenga que hacer. No pasó nada. No sé lo que pasó al descanso, fue la noche y el día. Por favor, que son niños de 10 años, no cadetes o juveniles. ¿Cómo puede decir que fueron a pegarle? Es falso que saltara al campo un padre, rotundamente falso. Fue esa frase y por eso se suspendió el partido. El árbitro es el que pone las normas, echa al jugador y se acabó. Estamos, lógicamente, a favor de erradicar cualquier violencia en el fútbol, por supuesto. Seremos los primeros en tomar medidas si pasa algo de verdad. Pero es que esto es falso. Expulsó a un jugador dos minutos y no hubo problema. El acta la hace en su casa, no está firmada, de hecho, por los delegados y ya nos temíamos algo raro. Que una persona manche a un club, unos niños, unos padres y un deporte no se puede tolerar".

"Hay que cortar de raíz la violencia, pero las denuncias falsas... Por ahí no vamos a pasar. Hay muchísimos testigos, estuvimos hablando 40 minutos con las personas del Tiro tranquilamente. Es surrealista. No damos crédito. Nos ha sobrecogido, nos llaman compañeros de otros clubes preguntando qué ha pasado... El árbitro está mintiendo. En el acta pone que se siente intimidado por un padre que le está amenazando y que le va a matar. Eso es falso", remata un indignado Manuel Fernández.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios