Deportes

Varios fichajes de una tacada

  • Minutos antes de que Apoño, Arnau y Weligton se rebelaran a su suerte, Julio Baptista aterrizó entre agasajos en Málaga

Hoy oficialmente arranca el mercado de invierno. De hecho, este mediodía Enzo Maresca firmará su contrato como blanquiazul varias semanas después de haber llegado a Martiricos. Sin embargo, se puede afirmar que ayer el Málaga hizo varios fichajes de una tacada. Por un lado, en el campo Arnau, Weligton y Apoño, grandes artífices del triunfo, se rebelaron a su supuesta suerte de suplentes tras las contrataciones que ha hecho Antonio Fernández estos días; por otro, Julio Baptista aterrizó en el aeropuerto de Málaga y allí fue aclamado como un auténtico héroe por las decenas de aficionados que se dieron cita para darle la bienvenida.

El centrocampista brasileño puso los pies en suelo malagueño apenas pasadas las 17:00. Recibido por el director deportivo, se mostró muy sonriente y agradecido por el recibimiento de los seguidores. Incluso le colocaron encima una bufanda del grupo de animación Frente Bokerón. Sin duda, recibimiento de altos vuelos que demuestran que el aficionado le considera un fichaje de campanillas para el proyecto malaguista. Hoy se someterá a los exámenes médicos, firmará su nuevo contrato y el club anunciará su presentación, presumiblemente para mañana.

Uno de los damnificados por su llegada puede ser Apoño, quien en su regreso a los terrenos de juego dejó claras sus ganas de ponérselo difícil a Pellegrini (marcó un tanto que dedicó a su futura hija). No obstante, el chileno sigue insistiendo en que Diarra refuerce la posición en la que juega el canterano. Además, también ha mediado para que Diego Buonanuotte, joven media punta del River Plate sobre el que hay expectativas de futuro, sea una incorporación estrella para la delantera. Y a José Ángel, que estuvo muy activo ayer, se le sigue esperando, aunque ayer Vega-Arango insistiera a los directivos desplazado a Gijón en que no se irá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios