BALONMANO

Costa del Sol, la última vida de un equipo inmortal

Suso Gallardo posa en el Media Day

Suso Gallardo posa en el Media Day / Javier Albiñana

"La muerte es el comienzo de la inmortalidad", enunciaba el antiguo presidente de la Convención Nacional Francesa, Maximilien Robespierre. Esto mismo encarna el Costa del Sol Málaga de Suso Gallardo, porque cuan más cerca aparenta estar el final, más vivas se presentan unas panteras que no temen ni a morder ni a ser mordidas en el furor de la batalla.

Este domingo es donde el equipo se va a mover en esta dualidad durante 60 minutos -tal y como hiciese el gato de Schrödinger- en su duelo de vuelta ante el Bera Bera, quien llega con una ventaja de un tanto tras vencer por 22-21 en el partido de ida, aunque esto pueda suponer un condicionante por la presión. Parece que para ellas no. Sole López afirmó lo siguiente para este periódico: "Es muy positivo que podamos jugar esta vuelta aquí en casa, porque lo venimos haciendo muy bien aquí durante todo el año y es muy difícil que podamos perder. Creo que el estar con nuestra afición y con el cariño y apoyo que siempre nos muestran es muy importante. Mucho más de lo que la gente piensa", añadió la jugadora malagueña, y es que es una realidad que el cuadro entrenado por el técnico malagueño se erige como una gracia en mitad de un aterrador caos para sus adversarios. Este es el momento de las heroínas, que suelen vestir siempre la indumentaria del Costa del Sol Málaga cuando todo se da en este escenario. 

Suso Gallardo conoce este fenómeno y confía en que vuelva a darse una vez más ante el Bera Bera: "Espero que siga siendo el fortín que lleva siendo todo el año. No hemos perdido aquí en casa aún y ojalá sea ese jugador número ocho y nos lleven en volandas a competir ante un equipo que ha demostrado ser históricamente el mejor club de España y este año ha demostrado que sigue siendo una realidad y no cosa del pasado".

Este fenómeno, de hacerse grande ante su público, ya es algo que también está creando una cierta sostenibilidad en el tiempo, pues las páginas de su historia no dejan de escribirse en esta provincia a la orilla del mediterráneo. En Alhaurín de la Torre ya saltaron las lágrimas de emoción por su primer título en la Copa de la Reina en memoria de Diego Carrasco; en Ciudad Jardín, lograron demostrar que eran una realidad al hacerse con la Supercopa de España y meses después demostraron que no tienen fronteras con su primer trofeo continental con una EHF European Cup que parecía imposible ante los gigantes de otros países con mayor inversión en el balonmano. Y, por último, este Pabellón José Luis Pérez Canca, escenario del último golpe maestro del equipo, las vio reafirmarse y asentarse en la élite nacional con la Liga Guerreras Iberdrola, que ya tachaba el último tic en la lista de trofeos que le faltaban al club. 

Aunque todo esté a tu favor, se dice que solo puede ver a Jesús el que cree en él y Merche Castellanos dejó claro que ve más que factible que se dé esta victoria para llegar a otra final más: "Estoy segura de que le vamos a dar la vuelta, porque vamos a luchar hasta el final y solo con eso en mente. Es un gran equipo, pero es el momento de que la afición apriete y luchemos entre todas para estar en esa final".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios