Crónica y resultado del Rincón Fertilidad Málaga-Rocasa Gran Canaria El Rincón invita a soñar (23-18)

  • Las malagueñas completan un partido sobresaliente para ganar al Rocasa Gran Canaria y meterse en semifinales de la Copa de la Reina

  • Monumental Merche Castellanos en portería y la conexión Doiro-Arderius ya marca las diferencias

El banquillo del Rincón Fertilidad celebra uno de los goles. El banquillo del Rincón Fertilidad celebra uno de los goles.

El banquillo del Rincón Fertilidad celebra uno de los goles. / álvaro cabrera

Exhibición del Rincón Fertilidad Málaga, que se metió por la puerta grande en las semifinales de la Copa de la Reina de Alhaurín de la Torre. Ahí está su techo, que lo puso en Ciudad Jardín hace dos años. Aquello fue un premio, pero ahora es el suelo. Partido de muchos quilates de las malagueñas, que se mostraron muy superiores al Rocasa Gran Canaria, uno de los aspirantes al título. 60 minutos ilusionantes que invitan a pensar que por qué no. Siempre hubo hambre y ambición, pero ahora también un balonmano de alta escuela. Merche Castellanos, monumental en portería y justa MVP, y Silvia Arderius, con momentos de crack, dan un nuevo estatus a las de Suso Gallardo. La conexión de la madrileña y Estela Doiro ya pone los dientes largos. 

Se jugaron varios partidos en uno en los primeros 30 minutos. Y ahí pesaron más las paradas de Merche Castellanos que las de Silvia Navarro, dos porteras de primerísimo nivel. Se adueñaron ambas del partido en la primera parte, levantando dos muros a sus espaldas. Se marchó al vestuario el Rincón Fertilidad con una ligera ventaja (11-9) en un duelo que estaba en un puño. Las malagueñas salieron en sexta, montando autovías en la flamante pista verde de El Limón. Cuatro goles de las gemelas (a parte iguales entre Sole y Espe) más uno de Arderius abrían brecha en el inicio (5-2). La exclusión de Campigli fue invirtiendo la cuesta y ahí el Rocasa subió varios peldaños. Se atascaban las anfitrionas en estática y necesitaba de desequilibrio individual. 

Arderius dejaba una finta maravillosa, pero ya había cambiado la dirección del viento. Sayna Mbengue, que llegó al torneo después de varios meses lesionada, sacó dos lanzamientos portentosos que besaron la red para poner el 8-8. Se pondrían las canarias por encima a cuatro minutos del final (8-9) y ahí Suso Gallardo tocó la primera tecla. Órdenes precias y repetición constante de la premisa, la victoria se cimentaba desde Merche. Cogió de nuevo vuelo el Rincón que, con el descanso mediante, encadenó un parcial de 6-0 para volver a romper el encuentro (14-9). Rompía Estela Doiro y definía Paula García, que brillaba en el pivote. "El partido es largo", repetían desde el banquillo isleño. 

Le quedaba aún una bala al Rocasa y supo aguantar en pie el Rincón, que tiró de madurez. Con una Merche Castellanos excepcional, que tenía ángel. Lo que no paraba daba en los palos. Y adelante la sociedad Arderius-Doiro se adueñaron del partido. Las buenas jugadoras se entienden y le han bastado apenas semanas. Se encontraban con facilidad y se intercambiaban roles. Una pasaba y la otra anotaba, y viceversa. El colchón no bajaba. Silvia Navarro seguía parando, pero ni de lejos bastaba. Dos goles, a cual más bonito, de la central madrileña ponía la máxima (22-16) y levantaba a sus compañeras del banco. La internacional, que esperó su momento para decidir como las grandes, lo celebraba con rabia. A Málaga vino para seguir ganando, pero para vivirlo de otra manera. Su primera gran tarde ya la tiene. 

Dos de los cocos, Bera Bera (vigente campeón) y Rocasa, están fuera. El camino está más llano. Elche y Aula Valladolid se medirán por el otro lado del cuadro. El Rincón espera rival del partido entre el Liberbank Gijón (que ganó la edición de Málaga en 2018) y el Granollers. Si vencen las catalanas, no habrá ningún campeón en semifinales. Si las hay en las filas malagueñas, donde se está en disposición de estrenar las vitrinas. Es un duelo y hay que ponerlo en cuarentena. La sensación es que hay mimbres para, al menos, poder soñar. 

Ficha técnica

RINCÓN FERTILIDAD MÁLAGA 23 (11+12): Castellanos (p), Sole López (5), Espe López (3), Doiro (5), Campigli (0), Medeiros (1), García (3) – siete inicial – Fernández (p), Arderius (5), Gutiérrez (-), Sánchez (-), Pérez (-), Piñeira (-), Segado (-), Rojas (-) y Bravo (1)

ROCASA GRAN CANARIA 18 (9+9): Navarro (p,1), Rodríguez (-), Mbengue (2), Pérez (2), Lussón (1), Falcón (1), Hosoe (3) – siete inicial – Palomino (p), Grosso (2), Trojaola (-), Guerra (-), Spugnini (-), González (4), Montesdeoca (-) y Quevedo (-).

ÁRBITROS: Javier Álvarez, del colegio vasco, y Yon Bustamante, del colegio navarro. Excluyeron por parte del equipo malagueño a Campigli y Espe López y por parte del conjunto canario a Pérez y Falcón.

INCIDENCIAS: Encuentro perteneciente a los cuartos de final de la XLI Copa de S. M. La Reina, celebrado en el Polideportivo Municipal El Limón de Alhaurín de la Torre.

PARCIALES CADA 5': 2-1, 5-2, 6-5, 7-6, 8-8, 11-9 -descanso-; 14-9, 16-12, 17-14, 19-15, 21-16, 23-18, final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios