Open de Australia | Davidovich Pico alto para tomar salida

  • Davidovich comenzará la temporada con la previa del Open de Australia

  • Lleva una semana en Brisbane preparando la importante cita

  • Comienza el curso en el puesto 237 de la ATP

Alejandro Davidovich, en una sesión de entrenamiento en el Don Carlos de Marbella. Alejandro Davidovich, en una sesión de entrenamiento en el Don Carlos de Marbella.

Alejandro Davidovich, en una sesión de entrenamiento en el Don Carlos de Marbella. / javier albiñana

Reto de altura para Alejandro Davidovich (Málaga, 1999) en el comienzo de su segundo viaje en el universo ATP. El joven malagueño iniciará la temporada con la previa del Open de Australia, el primer Grand Slam del año. Un desafío grande para el que el tenista lleva enfocado desde que regresó del asueto después de un curso largo, aunque de mucho aprendizaje.

El de La Cala del Moral lleva una semana preparando su desembarco en Melbourne. Su equipo tenía previsto que disputara el Challenger de Playford, pero finalmente le faltaron puntos para acudir a la cita. No variaron los planes y se desplazaron a Brisbane, donde acumulan sesiones de entrenamiento en una condiciones parecidas a las que se encontraran en la capital australiana. Allí con él trabajan su entrenador, Jorge Aguirre, y su preparador físico, Adrián Trinidad. Este viernes llegan a la ciudad que acoge el majestuoso torneo.

Será el segundo Grand Slam que dispute Davidovich, que hace unos meses jugó también la fase de clasificación en Wimbledon tras ganar en el 2017 el torneo junior. No consiguió el pase a Roland Garros, pese a alcanzar las semifinales. Aún no conoce al rival el malagueño, que sabrá su identidad el siguiente lunes. Para meterse en el cuadro final tendrá que superar varias rondas.

El tenista llega con buenas sensaciones tras imponerse a finales de 2018 en el Máster Futuro Nacional que acogió la Rafa Nadal Academy. Allí se batieron las principales promesas españolas y Davidovich sobresalió. Se impuso a Jaume Munar, 81 en el ránking ATP y una de las raquetas nacionales con más empuje. El mallorquín tiene dos años más que el malagueño.

Davidovich afronta una temporada ambiciosa, su segunda al máximo nivel. Comenzará como 237 del mundo después de un último tramo de curso anterior muy satisfactorio. El punto álgido lo firmó en Szczecin (Polonia), donde alcanzó la final desde la fase previa. Llenó el granero de puntos, lo que ahora le permite acceder al Open de Australia. Subió más de 250 puestos en el 2018 y la dinámica invita a que prosiga la escalada, aunque ahora sí defenderá puntos en ciertos torneos.

Entre las 20 mejores raquetas de España, más que el ránking ATP, el objetivo de su equipo y de él es seguir madurando en su juego, encontrando un punto intermedio entre su cabeza y su tenis. Dio pasos adelante en los últimos meses en la búsqueda de esa zona intermedia, aunque aún hay un amplio margen de mejora. Se pondrá a prueba en Australia, donde estarán los mejores tenistas del planeta. Un gran y sugerente desafío para comenzar la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios