Deportes

Con más inspiración que buen fútbol

  • El encuentro estaba siendo plomizo hasta que el gran gol de Eliseu desató a un equipo efectivo y contundente

La goleada del Málaga obedeció, fundamentalmente, a la buena capacidad de pegada demostrada por los jugadores de Manuel Pellegrini. De hecho, hasta que Eliseu abrió el electrónico con su gran zurdazo, el encuentro estaba siendo plomizo y con las pocas ocasiones repartidas. El tanto desató a unos jugadores certeros y contundentes. Aunque el gol psicológico de Rosenberg hizo temer por una segunda parte más sufrida, los tantos casi instantáneos de Rondón cerraron cualquier amago de empate.

Jesús Gámez volvió a echarse el carril derecho a cuestas y, más allá de los goleadores, resultó curioso que La Rosaleda premiara a Duda con una ovación al ser sustituido, ya que el luso no tuvo un día muy inspirado. Aunque quien sigue negado es Sandro Silva. Lo intentó y robó varios balones, pero fueron más los que perdió. Ruidoso partido de Sebastián Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios