Deportes

La paradoja Cooley

Jack Cooley se ha ganado al Carpena. El gigante de Illinois ha dado un paso al frente tras la marcha de Richard Hendrix y se ha vuelto clave en la mejoría cajista. Se da la coyuntura, no obstante, de que pese a su importancia creciente en el equipo malagueño Cooley no tiene el futuro asegurado en él.

Joan Plaza ya ha dejado entrever públicamente que nadie tiene el puesto garantizado en el Unicaja, que en las últimas semanas ha estado pendiente del mercado para reforzar la batería interior. El pasaporte extracomunitario de Cooley es una traba importante. No ahora, pero sí cuando se recupere Jamar Smith, que acelera tras fracturarse el tobillo derecho. Podría estar en 15 días.

Ciertamente el interés cajista en realizar un fichaje ha decaído un tanto en los últimos días, pero Cooley sigue señalado. Paradójica su situación teniendo en cuenta que ha sido fundamental en la reciente tendencia al alza del conjunto costasoleño, sobre todo en Liga Endesa. Su entrega, asimismo, quedó confirmada en el último encuentro disputado el pasado domingo contra el Joventut. Pese a haber sido duda durante toda la semana por un esguince de tobillo (de hecho viajó a la ciudad rusa de Krasnodar y empeoró durante el trayecto), Cooley tuvo casi 18 minutos y aportó 11 puntos y siete rebotes.

Sus actuaciones empiezan a reflejarse en las estadísticas. El americano ya es, de hecho, el tercer máximo reboteador ofensivo de la Liga ACB. A la espera de que se contabilicen los suficientes partidos para que aparezca en las estadísticas, un informe de Málaga Deportes señala que Cooley promedia 2,35 rechaces en el propio aro por partido, lo cual cobra mayor mérito si tiene en cuenta que apenas ha contado para Plaza hasta la salida de Hendrix. Por delante de Cooley sólo aparecen Balvin (2,65) y Omic (2,52). Sólo ellos cogen más rebotes que el pívot cajista.

Sin embargo, si se tienen en cuenta los duelos en los que Cooley ha disputado al menos 156 minutos de juego, el promedio se dispararía hasta las 3,8 capturas en el propio aro. De entre los 15 jugadores que más rebotes cogen en toda la ACB, Cooley es el que mejor promedio por minuto tiene, cogiendo uno cada cinco minutos y medio de juego y 7,23 por cada 40 minutos de choque. Ante el Joventut, de hecho, Cooley acabó el encuentro cogiendo cinco rebotes ofensivos.

La batería interior del Unicaja ofrece buenas sensaciones en la racha de cuatro victorias consecutivas en el campeonato doméstico. Al buen momento de Cooley hay que sumar el impresionante estado de forma de Will Thomas, que en las últimas tres jornadas ha sido elegido dos veces MVP de la jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios