ÚLTIMA HORA Irán lanza un ataque contra Israel con "docenas de drones"

Elecciones municipales

El regreso de Fernández Montes: "Corregir el rumbo de Torremolinos y poner orden en el Ayuntamiento"

El candidato a la Alcaldía por UPT, Fernández Montés, en la presentación del nuevo partido en marzo.

El candidato a la Alcaldía por UPT, Fernández Montés, en la presentación del nuevo partido en marzo. / M. H. (Torremolinos)

El que fuera alcalde torremolinense entre los años 1995 y 2015 bajo las siglas del Partido Popular (PP), Pedro Fernández Montes, ha regresado a la política municipal para “corregir el rumbo de Torremolinos y poner orden en el Ayuntamiento” encabezando la lista de Unión del Pueblo de Torremolinos (UPT), de cara a las elecciones municipales del próximo 28 de mayo.

En una misiva dirigida al pueblo costasoleño, el candidato a la Alcaldía destaca que el objetivo de la nueva formación es “defender y recuperar Torremolinos de los medradores y de los intereses partidistas e impulsar de nuevo el desarrollo de nuestro pueblo para mejorar la calidad de vida de todos sus vecinos, desde los más jóvenes a los más mayores, sin distinción de sus ideas políticas, raza, religión o tendencia sexual”.

Así, UPT se presenta como “un partido independiente, municipalista exclusivamente para Torremolinos donde todos son bienvenidos, sean de derechas, izquierdas, de centro o quienes no se sientan representados”, aunque matiza que siempre ha sido “una persona de derechas, pero moderada” ya que según la carta “a nivel municipal la ideología política y el poder local que conlleva nunca deben prevalecer sobre la corrupción política, la honestidad, la dignidad y la moralidad, salvo para aquellos que carecen de dichos valores”.

Vuelve para “ser de nuevo un alcalde para todos”

Entre sus motivos para regresar a la primera línea política tras “casi 7 años”, y después de que haya formado parte de Por Mi Pueblo, Fernández Montes concurrirá a los comicios bajo las siglas UPT para “corregir el rumbo de Torremolinos, poner orden en el Ayuntamiento y ser de nuevo un alcalde para todos”.

“También porque hay personas que me lo piden ya que no creen positiva la gestión del Ayuntamiento y no les gustó el rumbo que emprendió el PSOE -que le arrebató la Alcaldía en 2015-, que ahora sigue igual de desordenado con el PP, sólo que con más propaganda, trolls incluidos, promesas, fotos y ningún equipamiento nuevo de mediana importancia”, lamenta en el escrito, en el que critica que “al 90% de los vecinos le quiten la subvención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y a los no empadronados”, lo que considera que “no es justo” y pide bonificar el gravamen “a todos los empadronados”.

Al mismo tiempo, tilda los recibos de la basura como “un escándalo y un engaño”, asegurando que “la subida se produce por la anulación de las bonificaciones al 90% de los vecinos, lo que ha supuesto una subida del 100%, agregando que “ahora se nos baja un 20% pero sigue la brutal subida de un 80%”.

Asimismo, en lo que parece ser un esbozo de su programa, critica los “inaceptables gastos de personal” y que “no se justifican porque no han mejorado los servicios de la ciudad y a los vecinos”. Además, apunta a “un exceso de subcontrataciones para Obras y Servicios” o “excesos urbanísticos que empiezan a aparecer con alturas que rompen la uniformidad de su zona, que aumentan la edificabilidad de determinados solares”.

En materia de tercera edad y vivienda protegida, subraya que “es muy injusto haber eliminado las ayudas a los bloques de VPO y con mayoría de jubilados con bajas pensiones y parados de larga duración”, por lo que apuesta por “recuperar esas ayudas sociales”, así como lamenta la “lenta y compleja burocracia implantada, insalvable para muchos, en especial para las personas mayores” ya que “no todo el mundo se maneja con móvil, correo electrónico o firma digital”.

Además, agrega que “es demagógico que se haga propaganda de servicios de obligado cumplimiento como la limpieza y las basuras, que las pagan los ciudadanos con sus impuestos, y después ser donde peor se gestionó el barro de la Calima”, así como critica “el deficiente mantenimiento de las instalaciones deportivas, lugares emblemáticos como el Parque La Batería, la Plaza de Toros,  el Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso, el Jardín Botánico, la reciente desforestación, etc”.

Enemigo declarado de Margarita del Cid

Enemigo declarado de la actual regidora de Torremolinos, Margarita del Cid (PP), señala que “no se puede admitir una alcaldesa que notoriamente tenga su vivienda con 8 embargos por más de 4 millones de euros” y “su nómina embargada por la Seguridad Social” supuestamente, por lo que pide “honestidad, dignidad y ejemplaridad” a los gobernantes políticos. En este punto, lamenta que su problema con el expresidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, fue “que una persona de mi partido con semejante bagaje ostentara la Alcaldía de Torremolinos”.

Respecto a la deuda heredada tras su gestión en el Ayuntamiento -que el alcalde entrante en 2015, el socialista José Ortiz, cuantificó en 197 millones de euros derivados de sentencias judiciales o impagos a administraciones como la Seguridad Social-; Fernández Montes la tacha defalsedad nunca demostrada”, asegurando que “en realidad fueron 125” millones. De este modo, el político no se censura a la hora de afirmar que “todos los ayuntamientos tienen deudas, y en el caso de Torremolinos, la dejada por mí fue muy moderada, pues equivalía a poco más del presupuesto municipal de un año y sobradamente justificada dado el patrimonio creado”.

Una trayectoria marcada por 20 años de gestión municipal

Por otro lado, Fernández Montes hace alusión a su carrera como regidor durante 20 años y enumera en la misiva una lista de sus responsabilidades, desde su “trayectoria profesional en la banca y la docencia” a la “dilatada experiencia en la gestión pública”, que comenzó en el año 1975 con la fundación de Alianza Popular en Torremolinos, de la que fue presidente durante 43 años.

También recuerda que fue autor en 1979 del “Manifiesto ideológico de la Junta proautonomía o su salto a la Alcaldía en 1995, cuando obtuvo bajo las siglas del PP “mayoría absoluta, y así durante las 4 siguientes elecciones”, siendo “alcalde durante 20 años, desde 1995 a 2015” en Torremolinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios