2011 Elecciones

Los candidatos de IU se distancian del PSOE en casi toda la provincia

  • Ninguno pactará con el PP pero no cerrarán alianzas con los socialistas ni en Chiclana, ni en Chipiona y aceptarían los votos de los concejales populares en Alcalá de los Gazules, Castellar y, quizás, Bornos

Comentarios 4

Los candidatos electos de Izquierda Unida (IU) en la provincia de Cádiz han iniciado de manera casi general un proceso de distanciamiento con el PSOE que seguro que tendrá su repercusión en la constitución de las nuevas corporaciones municipales de la provincia prevista para el 11 de junio.

Tras las elecciones del domingo los candidatos izquierdistas saben que tienen prohibido pactar con el PP pero que no habrá acuerdo marco con el Partido Socialista que les obligue a pactar con este partido o a respetar que gobierne en aquellas localidades donde es la fuerza más votada.

De los 23 municipios gaditanos donde no hay mayoría absoluta, hasta en 17 de ellos habría alguna opción de pacto entre PSOE e IU, aunque en muchos de ellos sería precisa la incorporación de una o varias formaciones más para conformar gobierno. Pero hay un hecho clarificador: a día de hoy sólo en La Línea hay visos serios de que este pacto pueda cuajar, aunque aún sería necesario el apoyo del PA para desbancar de la Alcaldía a Alejandro Sánchez (PP).

La posibilidad de un pacto en San Fernando parece muy remota, al igual que en Sanlúcar, donde el PSOE puede decantarse por reeditar su acuerdo con el CIS. En cuanto a Jimena y Grazalema, todo dependerá del devenir de los contactos, aunque desde el seno de IU se reconoce la existencia de escollos entre ambos partidos.

Aunque es cierto que aún no se han iniciado las negociaciones, los socialistas saben ya que tienen casi descartadas las alcaldías de Chiclana y Chipiona. En la primera de estas ciudades, los dos ediles de IU han anunciado que se votarán a sí mismos en la investidura, rechazando cualquier opción de pacto con el PSOE y el PVRE y, en consecuencia, permitiendo que gobierne la lista más votada, la de Ernesto Marín (PP). Esto mismo puede suceder en Chipiona, según reconocía ayer la candidata de IU a la Alcaldía, Isabel Fernández Orihuela, que entiende que el PSOE chipionero ha tenido "un trato agresivo" hacia los izquierdistas los últimos cuatro años y que antes les "ninguneó" cuando fueron socios. En cualquier caso, IU se sentará a negociar con PSOE y PP, aunque la primera opción que barajan sus dirigentes es quedarse en la oposición, lo que abriría las puertas de la Alcaldía a Antonio Peña (PP).

Pero la novedad de este proceso postelectoral puede estar en la decisión de varios candidatos de IU de reclamar la Alcaldía pese a no ser la fuerza más votada. Tanto el alcaldable de este partido en Alcalá de los Gazules, Juan Carlos Fernández Luna, como su homólogo en Castellar, Juan Casanova, han dejado claro que accederían al gobierno en el caso de que los ediles del PP les votaran el próximo sábado. De cristalizar esta opción -que en ningún caso conllevaría un pacto con los populares- los destronados serían Arsenio Cordero y Francisco Vaca, ambos socialistas. Incluso podría darse el caso de que este mismo ofrecimiento se produjera en Bornos, donde las relaciones entre IU y el ganador de las elecciones, el socialista Juan Sevillano, son nefastas desde que este último fuera inhabilitado al término de un proceso judicial abierto por una denuncia de los izquierdistas.

También parece imposible la viabilidad de una alianza PSOE-IU en Conil, Olvera y Puerto Serrano, localidades que seguirán teniendo alcaldes izquierdistas, aunque gobernarán en minoría.

Precisamente el alcalde en funciones de Puerto Serrano, Pedro Ruiz Peralta, se posicionó ayer a favor de que IU acepte alcaldías con los votos del PP. "No podemos ser tontos y si nos dan la oportunidad de gobernar, habría que aceptarlo porque es la única manera de poner en marcha nuestros programas", reflexionó. Y añadió: "Si el propio Cayo Lara está diciendo que hay que frenar a la derecha y si en todos nuestros discursos estamos repitiendo que el PP y el PSOE aplican políticas de derechas, tenemos que impedir que lleguen a las instituciones. Yo nunca votaría ni al PP, ni al PSOE, pero jamás rechazaría los votos de otros para poder aplicar nuestras políticas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios