Román Collado | Torero

“Me da rabia que se politicen los toros. No es ni de derechas ni de izquierdas”

  • Esta temporada ya ha hecho el paseíllo en plazas como Madrid o Valencia

  • Tras cinco años como matador, este domingo debutará en La Malagueta

Imagen de archivo de Román en una de sus actuaciones en el pasado San Isidro. Imagen de archivo de Román en una de sus actuaciones en el pasado San Isidro.

Imagen de archivo de Román en una de sus actuaciones en el pasado San Isidro. / Kiko Huesca / Efe

EL 10 de junio de 2019, Román Collado volvió a nacer tras sufrir una grave cogida en Madrid, donde un toro de Baltasar Ibán le arrancó la femoral. Su espontaneidad y optimismo siguen intactos en el día a día de este torero que cada tarde demuestra su crecimiento y solidez, siendo, por derecho propio, uno de los jóvenes llamados a ser figura del toreo. Este domingo lidiará toros de La Palmosilla junto a López Simón y David Miranda en Málaga.

-¿Cómo continúa su recuperación?

-Ya estoy al 100% y ha sido más rápido de lo que se pensaba, así que muy contento.

-Esta temporada está siendo un año intenso con compromisos importantes. ¿En qué momento llega a Málaga?

-Creo que llego en muy buen momento. Es una feria que, además, es a mitad de temporada, uno viene muy rodado y cuando está toreando de continuo todo es más fácil, así que creo que llego en un momento muy bueno.

-Tras cinco años de alternativa se presenta esta tarde en Málaga, una de las pocas plazas de importancia donde aún no había debutado…

-Sí, solo toreé de novillero en el certamen de escuelas taurinas, pero no he vuelto a torear y espero que mi debut como matador de toros en Málaga sea una tarde de triunfo y vuelva muchos años más.

-Usted ha toreado una gran variedad de encastes y ganaderías… ¿Cuál es el toro con el que se siente más a gusto?

-Me gusta un toro que humille, que tenga prontitud y que tenga transmisión. Al final me gusta el toro que le gusta a cualquier aficionado y para torear igual.

-¿Ha llamado ya Simón Casas a su apoderado para su regreso a Madrid para la Feria de Otoño?

-No, de momento no, pero espero que me llamen (ríe).

-Cada año su evolución es mayor y este año se está demostrando que es un torero con recursos y con firmeza. ¿Qué metas se pone en su evolución?

-Lo que me gusta es el toreo despacio, torear con los vuelos, pasármelos muy cerca y es lo que trato de alcanzar y a donde quiero llegar. Como es lógico, cuesta y no todas las tardes salen las cosas, pero poco a poco voy yendo hacia ese camino y voy consiguiendo más tardes.

Trato de disfrutar la vida y siempre soy consciente de que en cualquier momento nos podemos ir”

-Precisamente, esa firmeza y las manos del doctor Padrós le hicieron volver a nacer el pasado 10 de junio, ¿le ha hecho esto ver la vida de otra manera?

-La verdad que no, soy una persona que trato de disfrutar la vida y siempre soy consciente de que en cualquier momento nos podemos ir. Sigo haciendo las mismas cosas que hacía hace dos meses.

-¿Qué es el miedo?

-El miedo pues es… (Piensa). A mí me gusta sentir miedo. Me gusta la sensación cuando eres capaz de superarlo, eso al final va reñido a la preparación. El miedo que sentimos los toreros es de no saber si volveremos al hotel, de qué va a pasar, cómo va a ser la tarde… Detrás del torero lo que hay al final es muchísimo entrenamiento y muchísimas horas de sacrificio y darle vueltas a la cabeza.

-Su espontaneidad también se refleja delante de la cara del toro. ¿Es, quizá, eso una de las claves para llegar así a los públicos?

-Puede ser. Soy una persona muy natural y bastante espontáneo en mi forma de ser y siempre hago lo que me nace y lo que siento. Soy muy transparente también y eso puede jugar un poco a la contra, porque cuando no estoy a gusto también enseguida se me nota.

-De niño jugaba usted al fútbol en el Valencia y, según he leído, tenía condiciones para dedicarse a ello. ¿Se ha arrepentido en algún momento de la decisión de colgar las botas y coger los trastos de torear?

-Sinceramente, condiciones para funcionar en el fútbol no lo sé, pero enseguida me decanté por los toros. Jugaba con 12 años en el Valencia, pero me llamó más la atención los toros. Es verdad que destacaba, pero destacaba con 12 años, ahora no le doy ni al balón (ríe).

-¿Cree que el toreo debe modernizarse para atraer a los jóvenes?

-Sí, y de hecho los toreros cada vez somos más conscientes de ello y tratamos de acercarnos y que la gente se sienta reflejada en nosotros. Creo que se está notando y veo a más gente joven en los toros. Me gustaría saber la edad media del público de una tarde cualquiera en Las Ventas, estoy seguro que la media de edad sería como mucho de 40 años. A mí no me da la sensación de que es algo de gente mayor.

-En una entrevista suya leí que le gustaría crear una protectora de animales. Esa apropiación de los animales que hacen los antitaurinos y algunos colectivos, ¿a qué cree que se debe?

-Estoy convencido de que la gran mayoría es por ignorancia. La gente no se cree que al final los más amantes de los animales somos los propios toreros o los aficionados. Soy un enamorado de los animales y mi vida prácticamente está dedicada a ellos. Y como yo, la gran mayoría de mis compañeros.

-Uno de sus seguidores esta temporada está siendo el ministro Ábalos, que ya ha ido en más de una ocasión a verle torear.

-Sí, estuvo en Madrid y en Valencia y creo que es muy positivo que un ministro vaya a los toros y que se declare a favor de la fiesta. Me da rabia que se politicen tanto los toros, creo que es un espectáculo que no es ni de derechas, ni de izquierdas, ni de ningún partido político. Al final en los toros hay gente de todo tipo y me parece un error absoluto que se politice la fiesta. Nos atacan mucho diciendo que es un espectáculo de derechas y es completamente falso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios