Toros en Málaga | El último tercio Poco ambiente en una tarde de presentaciones

  • El bullicio de la calle no se trasladó al interior de la plaza, que solo registró un tercio de entrada

David de Miranda tuvo una gran presentación en La Malagueta, logrando cortar dos orejas de un manejable encierro de La Palmosilla David de Miranda tuvo una gran presentación en La Malagueta, logrando cortar dos orejas de un manejable encierro de La Palmosilla

David de Miranda tuvo una gran presentación en La Malagueta, logrando cortar dos orejas de un manejable encierro de La Palmosilla / Daniel Pérez / Efe (Málaga)

Poco ambiente en una tarde en la que al inicio del festejo solo había un tercio de entrada. Dos debutantes –Román y David de Miranda– y López Simón, de cuyo triunfo en el Certamen de Escuelas Taurinas de La Malagueta se cumple este año el décimo aniversario, conformaron un cartel que fue insuficiente para atraer al público a la plaza en una jornada en la que la gran noticia taurina fue el regreso de los toros a la televisión pública andaluza.

Conforme avanza la Feria, el ambiente festivo en los alrededores de la plaza es mayor y esto da lugar a que se vean imágenes variopintas. Pocos minutos antes de que las agujas del reloj marcasen las siete de la tarde, nueve turistas se bajaban de un microbús. Tres de ellos se encendían un pitillo nada más bajar. Los dos últimos en pisar suelo vestían chaqueta oscura y sombrero beige. Sus aspectos, uno con una frondosa barba rubia, hacía pensar que habían sido sacados de una película americana de los años 30. A escasos metros, un reventa intentaba hacer caja con dos chinos, a los que pretendía vender dos entradas, aunque ambos ponían cara de no saber exactamente qué quería aquel hombre con chanclas y gafas de sol. A la altura de la puerta número 1, dos hombres y cuatro mujeres ataviadas con ropa flamenca tuneada con el logo de cerveza Victoria bailaban al son de Entre dos aguas o Con la primavera. Los músicos, con un saxofón soprano, cajón flamenco y guitarra, enlazaban sin parar las piezas musicales. Una tras otra.

Un grupo flamenco amenizó los minutos previos al inicio de la corrida. Un grupo flamenco amenizó los minutos previos al inicio de la corrida.

Un grupo flamenco amenizó los minutos previos al inicio de la corrida. / Álvaro López (Málaga)

En el interior de la plaza, menos ambiente festivo y bullicio que en la calle. La ausencia de decoración en los tendidos y balconcillos de los pisos como ocurría tiempo atrás hace que no haya diferencia alguna con el aspecto que presenta la plaza durante el festejo que del Sábado Santo. Asimismo, la ausencia de mantones de manila que solían traer aficionadas para las barreras hace que la plaza presente una pobre estética solo aderezada por el gran resultado de las obras de rehabilitación.

Una de las curiosidades fue Hazem Al Masri, banderillero de la cuadrilla de Román. Si bien su buen nivel ha quedado más que demostrado tras tantos años en la profesión, no por ello deja de llamar la atención la procedencia tan poco taurina de este torero nacido en Alepo (Siria).

Entre los asistentes al festejo se encontraban caras ya fijas a la Feria Taurina como los diestros Salvador Vega y Jiménez Fortes –a quien Román brindó el quinto toro–; la diputada del Partido Popular en el Congreso, Carolina España; el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Javier González de Lara y el consejero consultivo del Málaga Club de Fútbol, Francisco Martín Aguilar, entre otros.

Asimismo, el presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, Pablo Atencia, también presenció la corrida desde una contrabarrera del callejón, al igual que el pintor francés Loren, quien inmediatamente después de la finalización del festejo comenzó a transformar La Malagueta con la escenografía creada para la corrida Picassiana. Un proceso que, como otros años, se alarga hasta altas horas de la madrugada y cuenta con la colaboración de numerosos aficionados que acuden a la plaza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios