Verano

Refugios contra el calor en la Serranía de Ronda

Bañistas en la zona conocida como 'Charco de la Escribana' entre Benarrabá y Genalguacil. Bañistas en la zona conocida como 'Charco de la Escribana' entre Benarrabá y Genalguacil.

Bañistas en la zona conocida como 'Charco de la Escribana' entre Benarrabá y Genalguacil. / Javier Flores (Benarrabá)

Escrito por

· Javier Flores

La llegada de las altas temperaturas hace que las playas se llenen de visitantes y las sombrillas se agolpen en el litoral, aunque no todos prefieren el mar para tratar de sofocar el calor del verano. Un grupo cada vez más numeroso prefiere buscar los denominados oasis del interior, que todavía son posible de encontrar a pesar de la falta de lluvias y la bajada de los caudales de los ríos y pantanos.

Uno de los más conocidos, con bandera azul incluida, es el pantano Conde de Guadalhorce situado en Ardales, aunque en otros puntos también existen pequeños rincones escondidos en la naturaleza que son una joya para aquellos que los conocen o los descubren.

La Serranía de Ronda es una de esas zonas de la provincia en la que sus ríos y lagos se convierten en el refugio perfecto para mitigar el calor. Eso sí, cada vez son más los que los descubren y algunos de ellos ya tienen aglomeraciones como es el caso de la Cueva del Gato, espacio en el que Ayuntamiento de Benaoján optó por controlar el acceso.

Esta zona es una de las grandes conocidas por lugareños y visitantes, un espacio que ahora cuenta con servicio de vigilancia y socorrista. Eso sí, las frías aguas del lago turquesa son casi tan conocidas como el propio paraje. Dicen los lugareños que son un gran remedio para evitar los resfriados en invierno y el mejor de los tratamientos para mejorar la circulación.

Relativamente cerca de allí se encuentran la localidad de Jimera de Líbar, otro municipio que cuenta con pequeños lagos fácilmente accesibles para el baño y con algunos servicios como mesas y bancos.

Bañistas en el río Genal. Bañistas en el río Genal.

Bañistas en el río Genal. / Javier Flores (Benarrabá)

Dentro de la cuenca del río Guadiaro se encuentra otra de las joyas de la comarca, el barranco de la Buitreras, uno de los preferidos para los amantes de los deportes de aventura. No obstante, no es necesario ser un aventurero para disfrutar del mismo o, mejor dicho, de su parte final.

Allí se encuentra el lago que supone el punto final del barranco pero que con sus aguas cristalinas es accesible por un sendero de unos cuatro kilómetros desde la Entidad Local Autónoma de El Colmenar, una población que pertenece a Cortes de la Frontera.

Además, la presa situada junto a las casas de El Colmenar supone una alternativa para aquellos que no estén muy dispuestos a caminar con el rigor del verano. Allí también existen diversas pozas hasta llegar al lago principal situado junto al azud.

Pero no solo el río Guadiario tiene oasis de verano, también el Genal posee diferentes espacios que no tienen nada que envidiarle a los primeros, aunque su caudal de agua sea menor. Eso sí, una menor cantidad de agua que permite caminar por el agua mientras se recorre el cauce.

Uno de ellos es el conocido como Charco de la Escribana, un lago que se encuentra a mitad de camino entre Benarrabá y Genalguacil por un camino interior que se encuentra asfaltado casi en todo su recorrido y que permite acceder con un turismo. Muy cerca de este punto se encuentra la venta de San Juan, otra de las zonas del río Genal acondicionadas para el baño.

A ello se suman las piscinas que poseen algunas de estas localidades en lugares situados en mitad de la naturaleza, como es el caso de Pujerra o Alpandeire, además de contar con vistas hacia el Valle del Genal, como es el caso de Cartajima, o hacia el Valle del Guadiaro como ocurre en Jimera de Líbar. Son algunos de los ejemplos que se pueden encontrar en una comarca que cuenta con una gran riqueza natural que también se puede disfrutar en verano y combatir el calor en el interior de la provincia.

Unos refugios naturales que se han convertido en una alternativa para aquellos que prefieren el turismo de interior aunque sea verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios