Abril sigue arrojando optimismo en el empleo en Málaga: el paro baja en 4.250 personas

Es el quinto mejor dato de España y, junto al descenso de marzo, certifica el fin del invierno laboral

Casi la mitad de los contratos que se firman en la provincia son ya indefinidos

El desempleo baja en Málaga en 6.100 personas en el primer trimestre del año, según la EPA

El mercado laboral reacciona en Málaga con una caída de más de 3.600 parados en marzo

Empleados en una oficina en Málaga.
Empleados en una oficina en Málaga. / Javier Albiñana

Málaga/Las cifras del paro vuelven a arrojar más luces que sombras sobre el estado de la economía en Málaga. En el último de los meses con erre de este año, que deja paso a la temporada de verano, el paro ha bajado en 4.250 inscritos. Este es el segundo mes consecutivo que la cifra decrece, dejando un total de 133.410 integrantes en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Las cifras no son desdeñables. Si bien es la tercera provincia de Andalucía donde más baja el paro, por detrás de Sevilla (-5.081) y Cádiz (-4.540), fuera de la provincia sólo en Madrid (-6.215) y Barcelona (-5.787) el descenso del paro ha sido mayor. Por poner un ejemplo, entre las tres provincias de la Comunidad Valenciana, muy ligadas también al sector turismo, han sumado un descenso de 4.854 inscritos en las listas del SEPE, sólo 600 personas más.

Además, el mes de abril trae también otro dato positivo respecto a la afiliación, con 15.366 inscritos más en la Seguridad Social. Esto es un 2,3% más que en marzo, que eleva el total hasta los 690.346 afiliados en la provincia, un 5% más que hace un año. Esto supuso que fuese la cuarta provincia donde más empleo se creó a nivel nacional, sólo por detrás de Madrid, Barcelona y Baleares.

Si la diferencia con el mes anterior supone un 3,09% menos de parados, en términos interanuales (comparado con el mes de abril del año anterior), la comparativa es aún más favorable. La provincia tiene 12.481 parados menos que entonces (o lo que es lo mismo, el paro ha descendido un 8,56% en el último año). Esto, sumado al descenso que trajo el mes de marzo (3.685 inscritos menos), hablan de un invierno laboral más corto en la provincia. Hace sólo siete días conocíamos, además, que la EPA arrojaba un descenso de 6.100 personas desempleadas en el primer trimestre del año.

El descenso es general en todos los sectores, si bien el único que nota una bajada superior al medio millar de trabajadores que dejan de estar inscritos para buscar empleo es el sector servicios (-3.217).

En cuanto a los contratos, este mes de abril ha dejado 45.163 documentos rubricados, una cifra casi un 10% menor que el pasado mes de marzo, que adelantó las contrataciones de cara al verano con la Semana Santa. También supone un descenso importante respecto a hace justo un año, cuando se firmaron 14.249 contratos más, o lo que es lo mismo, en 2023 los documentos firmados han supuesto un 24% menos que hace un año. La parte positiva es que casi la mitad de los acuerdos laborales alcanzados son de tipo indefinido, un año después de que se pusiera en marcha la reforma laboral.

Los sindicatos

Al respecto de estos datos, la secretaria de Igualdad de UGT, Cristina García, señala que “desde UGT Málaga valoramos esta reducción del paro y el aumento de la contratación en nuestra provincia efecto positivo de la reforma laboral, que ha beneficiado a las personas jóvenes”.

Sin embargo, destaca que en Málaga "seguimos teniendo 133.410 personas desempleadas y un 49% de estas sin ningún tipo de prestación, una cuestión alarmante”. Por eso, añade que “es necesario un empleo estable y de calidad, seguir reduciendo la temporalidad y la precariedad, reforzando las condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras".

En relación a la brecha de género, María José Prados, secretaria de empleo, formación y nuevas realidades laborales de CCOO Málaga, manifiesta: ”De esas 4.250 personas menos paradas, 2.278 han sido mujeres, un dato importante pero que porcentualmente se queda por debajo de los hombres. La bajada del paro en mujeres ha supuesto un 2,7% frente al 3,7% de los hombres”.

"A pesar de los buenos datos, desde CCOO Málaga reivindicamos una apuesta decidida por la diversificación de los sectores productivos, potenciando sectores que no solo creen valor añadido, como el sector tecnológico, sino que apueste por los nuevos empleos como las energías renovables o empleos verdes", afirma Prados.

A su vez, hace hincapié en los salarios, en los que "el sector empresarial malagueño tiene que hacer un esfuerzo por desbloquear la negociación colectiva en sectores como el campo, y aplicar revalorizaciones salariales en los sectores de comercio y hostelería”.

stats