Municipal

Acercamiento para la firma de un nuevo convenio laboral en Limasa

  • Los trabajadores aceptan dejar al margen de la negociación las cuestiones judiciales, relacionadas con los pagos atrasados

Varios miembros del comité de empresa de Limasa conversan con el alcalde de Málaga. Varios miembros del comité de empresa de Limasa conversan con el alcalde de Málaga.

Varios miembros del comité de empresa de Limasa conversan con el alcalde de Málaga.

Mes y medio después los representantes de Limasa, con el Ayuntamiento con mando en plaza, y del comité de empresa, vuelven a sentarse a la mesa con el objetivo de, ahora sí, desbloquear definitivamente la negociación y el acuerdo de un nuevo convenio laboral. Un contrato entre las partes que venga a sustituir el vigente, que data del año 2010 y siente las bases para abrir de par en par la puerta a la municipalización del servicio de limpieza y recogida de basuras.

La concejala de Limasa, Teresa Porras, ha confirmado la existencia de conversaciones desde este lunes, contactos que, probablemente, se alargarán toda la semana. Preguntada sobre la posibilidad de firma del nuevo convenio, la edil del PP ha considerado como factible que tenga lugar la próxima semana después de que la representanción de los trabajadores y de la empresa hayan asumido la necesidad de dejar a un lado las cuestiones judiciales pendientes de resolución firme. El avance es claro, después de que el bloqueo fuese claro a mediados del pasado mes de febrero.

Un aspecto que hasta la fecha había sido esencial para la plantilla, al punto de que el comité había puesto como condición sine qua non para abordar cualquier acuerdo en materia laboral el que el Ayuntamiento tuviese en cuenta los atrasos no abonados a los operarios en los últimos ejercicios. Ahora, según Porras, la posición de los trabajadores es otra.

Porras: "Hemos hecho un muro; de aquí para atrás lo que diga el juzgado; de aquí para adelante se hace una nueva vida"

"El tema judicial se ha quedado en el ámbito judicial; el 12 de junio se verá lo que diga el juzgado; hemos hecho un muro y de aquí para atrás lo que diga el juzgado y de aquí para adelante se hace una nueva vida, con un convenio nuevo, y están de acuerdo en eso", ha explicado Porras, quien es clara al señalar que existe un "acercamiento" para dar forma a ese acuerdo.

Sin entrar en detalles sobre el mismo, sí señaló que la línea es la propuesta que hizo meses atrás el Consistorio. Uno de los puntos principales es que de los 12.500 euros que se vinculan a productividad en los cinco años del nuevo convenio, hay 5.500 que no sean variables. Es decir, que estará asegurada su percepción por parte de la plantilla.

Para ello, se diseña un plan progresivo, de manera que el primer año los 2.500 euros "no son variables"; el segundo, 1.000 euros sí se relacionan "exclusivamente" a absentismo, mientras 1.500 euros no son variables; el tercer año, la parte de absentismo sube a 1.500 euros, dejando sin variable los otros 1.000; el cuarto año, la parte variable sube a 2.000 euros (1.500 por absentismo y 500 por productividad), los otros 500 no son variables; y el quinto y último ejercicio de aplicación, los 2.500 euros son variables, 1.500 de ellos para intentar frenar el absentismo y los otros 1.000 por productividad.

Otra variante tiene que ver con las vacaciones. El equipo de gobierno, en su última propuesta, se abría a mantener ocho grupos de vacaciones de 21 días entre los meses de mayo a octubre, mientras que los 15 restantes tendrían que tomarse entre noviembre y abril.

Frente a esta posición inicial, la postura del comité fue negativa. "A estas altura no vamos a negociar nada de los atrasos de los compañeros, que por ley les corresponde", llegó a decir el presidente, Manuel Belmonte, con quien este periódico ha tratado de hablar. "Los atrasos son los atrasos y eso sí o sí los tienen que cobrar", añadió en su momento.

En caso de que este proceso de diálogo concluya con éxito se allanará el camino a la municipalización de la empresa. Al respecto, Porras ha admitido la dificultad de que pueda cerrarse el proceso antes de las elecciones locales del próximo 26 de mayo. "Podrá dar tiempo a un principio de acuerdo, a aprobar la memoria, pero es el camino; dará tiempo a empezar el procedimiento", ha insistido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios