El alcalde de Málaga propuso a Miguel Ángel Ruiz ser su número 2 El delfín era el hombre fuerte de Casado

  • El joven parlamentario andaluz rechazó la oferta del regidor del PP 

  • Esta negativa se suma la imposibilidad de contar con García Urbano

Miguel Ángel Ruiz posa en la zona de Pedregalejo. Miguel Ángel Ruiz posa en la zona de Pedregalejo.

Miguel Ángel Ruiz posa en la zona de Pedregalejo. / J. Albiñana

El paso de los días empieza a sacar la luz la letra pequeña que se ocultaba tras la lista que Francisco de la Torre, en calidad de alcalde regente y candidato a la reelección, y Elías Bendodo, presidente del PP en Málaga, presentaron formalmente hace ahora una semana y con la que los populares aspiran a mantener el mando en plaza en la capital de la Costa del Sol. Y deja en evidencia los movimientos fallidos del regidor en su, aparente, pretensión de dejar un sucesor que dé continuidad a su legado.

Al nombre del alcalde de Estepona, José María García Urbano, que De la Torre quiso incluir como su número 2 al Alcaldía, incluso por encima de las direcciones provincial y regional de la organización, se suma ahora el de Miguel Ángel Ruiz, a quien de manera directa el mandatario local también trató de convencer para que asumiese el papel de mano derecha en el mandato que se avecina.

La respuesta del joven parlamentario andaluz, responsabilidad que asume tras las elecciones autonómicas del pasado 2 de diciembre, abocó irremediablemente a la inclusión de Susana Carillo en posición tan privilegiada. Según fuentes cercanas al PP, Ruiz declinó la oferta realizada por el alcalde, aduciendo para ello "motivos personales" y su deseo de seguir en la tarea parlamentaria en la Cámara Andaluza. En la actualidad, es portavoz popular en la Comisión de Educación y Deportes.

La determinación de De la Torre tiene un valor añadido si se tiene en cuenta que Ruiz, que el diputado más joven de la legislatura andaluza 2008-2012 , fue uno de los hombres fuertes de Pablo Casado, actual presidente nacional del PP, en el proceso de primarias en el que fue designado para el cargo. Una posición que contrasta con la que adoptaron los máximos responsables de la organización en la provincia, Elías Bendodo, y regional, Juan Manuel Moreno Bonilla, que apostaron abiertamente por la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría. La opción derrotada.

Es tal el vínculo del ahora parlamentario autonómico con Casado que fue justamente el ascenso de éste a la Presidencia del PP lo que derivó en la vuelta a la política de Ruiz tras siete años enseñando Historia. Esa conjunción de piezas motivó que se incorporase a la candidatura popular a las autonómicas del 2 de diciembre en el puesto número 3, en las que los peores resultados jamás obtenidos por los populares en la región le permitieron, pacto mediante con Ciudadanos y el aval de Vox, alcanzar el Gobierno andaluz.

Lo que trasciende de cuanto ha ocurrido en las últimas semanas en torno al diseño de la candidatura del PP en la capital malagueña es que bien por acción o por omisión, De la Torre se queda sin poder ubicar en posiciones adecuadas a alguien de su confianza plena para aspirar a tomar su relevo. La negativa del partido a aceptar la opción García Urbano, que llevó al regidor capitalino incluso a dialogar con la dirección nacional de espaldas a Bendodo y Moreno Bonilla, se suma al rechazo de Miguel Ángel Ruiz.

Fracasados ambos intentos, acabó por nombrar como número dos a Susana Carillo, ingeniera industrial, independiente, que estuvo al frente del proyecto Smart City desarrollado en la ciudad. Era, según parece, una apuesta consensuada con la dirección del PP de Málaga, que quiere evitar a toda costa que el mandato que se avecina sea el que sirva a De la Torre para primar un delfín. Todo apunta a que es el partido el que quiere arrogarse la decisión última respecto a la persona que sucederá al veterano alcalde. Y en estas cábalas, por qué no pensar que el nombre que podría surgir llegado el momento, a unos años vista, sea, de nuevo, el del ahora consejero de la Presidencia y Administración Pública, Elías Bendodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios