Málaga

Andalucía prevé perder 19 millones de visitantes y 13.600 millones de euros por el impacto del coronavirus en el turismo

  • Son los últimos datos manejados por la Junta de Andalucía, que busca fórmulas para incentivar la actividad 

  • Estima que este año recibirá unos 13,5 millones de turistas, un 60% menos

Imagen de una de las playas de Málaga capital. Imagen de una de las playas de Málaga capital.

Imagen de una de las playas de Málaga capital. / Javier Albiñana

Las últimas previsiones manejadas por la Junta de Andalucía dan buena muestra de la afectación de el COVID-19 va a tener en el conjunto del presente año sobre la principal fuente de ingresos de la región: el turismo. Aunque conforme pasan las semanas la percepción global del sector es esperanzadora, encontrando signos de mejoría en un escenario crítico al inicio del estado de alarma, los números siguen siendo preocupantes.

De acuerdo con las últimas estimaciones oficiales, el Gobierno andaluz cree que 2020 se cerrará con la llegada de 13,5 millones de turistas, "lo que supone una pérdida de 19 millones de turistas, un 59% menos con respecto a 2019". Aunque no se realiza una aproximación por destinos, es evidente que buena parte de esta merma se va a dejar sentir en la Costa del Sol, referente nacional e internacional para los visitantes.

En el capítulo ingresos, se situarían en 9.000 millones de euros, un 60% menos. Unos parámetros que siendo graves son de menor intensidad que los pronósticos de medidas de abril, cuando se apuntaban unas pérdidas de 15.000 millones. Y todo ello con una incidencia clara sobre unos 141.000 puestos de trabajo, "pudiendo perderse más de la mitad".

Todo ello forma parte del Decreto-ley 15/2020 aprobado por la Junta y publicado el pasado martes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), en el que se fijan medidas dirigidas al sector del turismo, así como al ámbito educativo y cultural ante la situación generada por el coronavirus (COVID-19).

En el citado documento, la Administración regional subraya el impacto que la pandemia tiene sobre el turismo, siendo "uno de los que se verán más golpeados por la crisis del coronavirus, en especial, por lo que respecta al desplome del turismo internacional". Los datos de 2019 fueron históricos, con 32,5 millones de turistas y 22.640 millones de ingresos, cifra equivalente al 13% del Producto Interior Bruto (PIB) regional, dando empleo a 424.500 ocupados, más del 13% del total.

Como consecuencia del estado de alarma declarado, vigente desde el pasado 14 de marzo, la parálisis en la actividad turística desde finales de marzo "ha provocado en Andalucía una pérdida trimestral de 8 millones de turistas (-25%) y de 5.000 millones de euros en ingresos (-25%), poniendo 55.000 puestos de trabajo en riesgo".

En este contexto, la propia Junta admite que la recuperación "no va a ser rápida". "Las expectativas apuntan que se puede perder más de la mitad de los turistas recibidos y de los ingresos generados en el conjunto del año (una cuarta parte ya se ha perdido en los meses sin actividad), y esto llevaría a reducir la aportación del turismo al PIB andaluz en hasta siete puntos (bajando del 13% actual al 6%)", se señala en el decreto regional, en el que se incide en que el ajuste obligado "va a ser considerable, ya que la oferta en Andalucía es de 72.114 empresas con actividad relacionada con el turismo en la región (el 15% del total)".

Uno de los principales destinos nacionales, la Costa del Sol, ya avanzó el pasado martes un informe que, a diferencia de los malos augurios del inicio de la pandemia, empieza a vislumbrar cierta luz al final del túnel. De hecho, se apuntaba al menos la posibilidad de salvar parte de la temporada alta turística. En el citado documento, elaborado por la empresa pública Turismo Costa del Sol, se destacaba un crecimiento considerable en la reserva de vuelos con destino al aeropuerto de Málaga capital.

Ante "la necesidad urgente de reactivación del turismo", el Gobierno andaluz impulsa medidas con las que reactivar la actividad, repensando el sector desde nuevas perspectivas "“que pasan necesariamente por la gestión de riesgos, la sostenibilidad, y especialmente por la seguridad". Y en este sentido, se avanza en la creación del distintivo turístico Andalucía Segura, regulando los criterios para su obtención.

La Junta crea el distintivo Andalucía Segura para identificar los servicios turísticos que cumplen las medidas en materia de seguridad y protección de la salud

La finalidad del mismo es identificar los servicios turísticos, actividades con incidencia en el ámbito turístico y playas que garanticen el cumplimiento de las medidas en materia de seguridad y protección de la salud contenidas en la Guía Práctica de Recomendaciones dirigidas al sector turístico. Este distintivo tendrá carácter gratuito y se podrá obtener mediante la presentación de una declaración responsable en la que los titulares de estos servicios manifiestan que cumplen con las medidas contenidas en las guías.

Al tiempo, mediante el decreto trata de minimizar los procedimientos para la declaración de los Municipios Turísticos, figura que, a juicio de los responsables autonómicos, "redobla ahora su sentido". Para acelerar los trámites, el decreto modifica los requisitos que definen la figura, "con la finalidad de flexibilizar la acreditación del cumplimiento del requisito relativo a la población turística asistida, exigido tanto para obtener la declaración de Municipio Turístico de Andalucía como para, en su caso, mantenerla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios