Antonio Banderas apadrina un proyecto inmobiliario en Málaga Un padrino de ‘cine’ para las Torres Picasso

  • Metrovacesa y Sierra Blanca presentan su proyecto de 213 viviendas de lujo con la presencia de Antonio Banderas

  • Se harán tres grandes torres de 21 plantas cada una tras invertir 225 millones de euros

Un momento de la presentación del proyecto en Málaga. Un momento de la presentación del proyecto en Málaga.

Un momento de la presentación del proyecto en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Antonio Banderas da nombre al paseo marítimo occidental en Málaga capital y, a escasos metros de él, las promotoras Metrovacesa y Sierra Blanca van a levantar tres grandes torres con 213 viviendas de lujo, llamadas Picasso Towers, que tienen al internacional actor malagueño como principal imagen de promoción para la campaña nacional e internacional. “Este proyecto va a dar más vida a toda esta zona con un paseo marítimo que lleva mi nombre de forma incomprensible”, bromeó Banderas en la presentación oficial de la iniciativa que ha tenido lugar hoy ante unas 400 personas en una carpa sobre el terreno en el que irán ubicados los edificios en la zona de la Térmica.

Ante un sofocante calor por la rotura del aire acondicionado –que posteriormente se arregló– Banderas recordó que “cuando era niño venía por aquí y no había nada, pero siempre he soñado Málaga y me encanta ver, conocer, participar y ayudar a gente que puede convertir los sueños en realidad”. El actor señaló que solo el hecho de vivir en Málaga “ya es un privilegio y un lujo”, aunque subrayó que ha estado un tiempo viviendo en el sur de Francia “y allí el lujo es una industria y se podría hacer en Málaga”. Banderas dijo que este proyecto inmobiliario “es precioso, sostenible y aporta a la ciudad” y agradeció que los dos promotores –Metrovacesa y Sierra Blanca Estates– se hayan sumado como patrocinadores a su teatro en el Soho malagueño.

Banderas protagoniza varios anuncios publicitarios para consumo interno que se proyectarán a los compradores interesados en España o el extranjero y hoy se proyectó uno. Banderas fue la estrella del acto aunque hubo muchos más participantes. Rompió el hielo Miguel Fajardo, el gerente del proyecto. Destacó que esta futura urbanización “será un punto de inflexión para el turismo residencial de la Costa del Sol” y aseguró que se encontraban ante “una nueva forma de hacer viviendas de lujo”. Fajardo precisó que están “satisfechos” con el ritmo de comercialización porque en estos momentos ya se han vendido el 30% de las viviendas y van a razón de unas cuatro o cinco operaciones al mes. Hay que tener en cuenta que Metrovacesa ya está comercializando la primera torre con 69 viviendas y que el precio más bajo es de 658.000 euros sin incluir IVA, garaje ni trastero. Los áticos superan los tres millones de euros.

Antonio Banderas conversa con el arquitecto Carlos Lamela Antonio Banderas conversa con el arquitecto Carlos Lamela

Antonio Banderas conversa con el arquitecto Carlos Lamela / Javier Albiñana (Málaga)

Tomó posteriormente la palabra el consejero delegado de Metrovacesa, Jorge Pérez de Leza, quien hizo hincapié en que esta compañía, con un siglo de historia, “siempre ha hecho proyectos innovadores, arriesgados y funcionales que han provocado cambios en las ciudades”. Pérez de Leza destacó que esta promotora “se quedará varios años en Málaga para cambiar la ciudad”, como demuestra el hecho de que Metrovacesa tenga 31 proyectos inmobiliarios en marcha en la provincia malagueña con 2.500 viviendas, el segundo volumen más importante del grupo.

El siguiente en intervenir fue Pedro Rodríguez, fundador y presidente de la promotora marbellí Sierra Blanca desde hace más de 30 años. “Nos esforzamos en hacer proyectos modernos, de calidad, dirigidos al segmento más alto del mercado y éste es muy especial porque es el mejor proyecto que se ha presentado en la historia de Málaga”, dijo Rodríguez, añadiendo que “Málaga necesitaba ofrecer apartamentos de verdadero lujo y esto es una respuesta a esa necesidad”. El máximo responsable de Sierra Blanca fue más allá al afirmar que “muchos buscan alternativas al Silicon Valley o al Londres del Brexit y Málaga está situándose como la gran alternativa del sur de Europa, pero hay que adaptarse a las exigencias de la demanda actual”.

El arquitecto de las Torres Picasso es Carlos Lamela, autor de la ampliación del Santiago Bernabéu o la T4 de Barajas, entre otros muchos proyectos, y también alabó el empuje de esta ciudad. “Málaga se ha convertido en una de las grandes referencias mundiales en ciudades medias sobre el cambio urbano en los últimos 15 años y no somos conscientes de la importancia de todo lo que se ha hecho en Málaga”, dijo este arquitecto, que afirmó estar ante el proyecto “más importante en la línea costera de toda la península, incluyendo Portugal”.

José Ignacio Carrión, director territorial de Metrovacesa, defendió que esta urbanización “será un referente arquitectónico de la ciudad” y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, apuntó que pondrá “una alfombra roja” a los inversores que hagan viviendas en alquiler u oficinas, a la vez que comentó que este proyecto “es muy creativo, hermoso y sostenible y va a dar un plus a Málaga”.

Serán tres torres –dos de Metrovacesa y una de Sierra Blanca– con 21 plantas cada una y un total de 213 viviendas de entre 132 y 404 metros cuadrados. La inversión asciende a 225 millones de euros y se espera iniciar la obra en octubre, entregando las primeras viviendas en 2021 y concluyendo todo el complejo en 2023.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios