Avance en la reurbanización de la Alameda Principal La Alameda empieza a lucir su nueva piel en el lateral norte

  • Los operarios de las constructoras del tramo del Metro inician la colocación de la solería, semejante a la instalada en la parte sur

Parte del lado norte de la Alameda donde ya luce la nueva solería. Parte del lado norte de la Alameda donde ya luce la nueva solería.

Parte del lado norte de la Alameda donde ya luce la nueva solería. / S. Sánchez

El lateral norte de la Alameda empieza a vestirse como el lateral sur. La misma solería que desde hace algunas semanas ya luce sobre la franja de la avenida más próxima al soho, está siendo instalada por los operarios vinculados a la obra del Metro de Málaga en el lado opuesto. Una extensión afectada desde hace ya más de cuatro años por la construcción del tramo del suburbano entre el puente de Tetuán y Puerta del Mar.

Los trabajos de reurbanización de esta sección siguen el mismo modelo diseñado por el Ayuntamiento de Málaga para dar forma a la nueva Alameda. Sin un horizonte temporal aún preciso, la idea es que el cierre en superficie de esta fase (el proyecto contempla tres fases) esté completado para finales de año. Queda por ver si ese calendario afecta a la totalidad del lateral, incluyendo la rampa por la que acceden los camiones para la retirada de los restos de la excavación del túnel en esta parte del trazado del suburbano.

Las tareas de pavimentación quedan acotadas en este momento a una sección de apenas unas decenas de metros, la única donde es posible acometer la colocación del pavimento seleccionado. De acuerdo con el modelo original, el lado norte quedará íntegramente peatonalizado, cerrado al tráfico rodado, e incorporando el paso de un carril bici.

Desde que se dio inicio al trabajo en la superficie hasta el momento en que los operarios de las adjudicatarias del tajo, Acciona y Sando, han comenzado a colocar la solería pasan dos meses. Dentro de esta parte de la operación destaca la propuesta de instalación de una especie de pirámide parcialmente acristalada para permitir la visualización de los restos del muro oeste del fuerte de San Lorenzo.

Imagen del lateral norte de la Alameda, afectado por las obras del Metro de Málaga. Imagen del lateral norte de la Alameda, afectado por las obras del Metro de Málaga.

Imagen del lateral norte de la Alameda, afectado por las obras del Metro de Málaga. / S. Sánchez

A diferencia de lo que ocurre con el lado sur, donde se sigue trabajando en la terminación de la obra, y el eje central (el único de los que queda abierto al tráfico, con dos carriles sentido este-oeste para vehículos privados y otros tres para transporte público), la obra en la parte norte es asumida por la Junta de Andalucía en el marco del proyecto del Metro.

Tras varios meses de análisis y estudio, el Gobierno andaluz acabó confirmando su disposición a participar en la actuación en diciembre del año pasado. En concreto, garantizando la reurbanización hasta la misma calle Larios y no solo en la zona coincidente con el paso del suburbano. Ello supone un aumento del coste estimado en la reposición en superficie de unos 400.000 euros. Bien es cierto que sin incluir la renovación de los servicios localizados bajo tierra entre Puerta del Mar y Larios, intervención que es costeada por el Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios